Bogotá. La guerrilla de las FARC aceptó los protocolos de seguridad para la anunciada liberación sin condiciones de cinco secuestrados, informaron fuentes de Colombianos y Colombianas por la Paz (CCP).

Este viernes en Colombia se celebraba una reunión entre la ex senadora Piedad Córdoba, líder de CCP, y representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y del Gobierno para poner en marcha la misión que recogerá a los cinco secuestrados en cuanto las FARC entreguen las coordenadas.

Por su parte, el comandante del Ejército, general Alejandro Navas, señaló que están a la espera de que el grupo insurgente proporcione las coordenadas para detener las operaciones militares y poder garantizar el éxito de las liberaciones.

“En el momento en que el gobierno nacional por intermedio del ministerio de Defensa y el comando general, nos ordene variar el curso de las operaciones o parar, lo vamos a hacer”, puntualizó.

El pasado miércoles la guerrilla expresó en un comunicado enviado a TeleSUR , que están listos para iniciar la anunciada liberación unilateral de cinco secuestrados (2 concejales, 2 militares y un oficial de la policía) en su poder.

Asimismo, manifestaron que es fundamental la difusión de los protocolos de seguridad que rodearán la operación, acordaros por el Gobierno junto al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) el pasado 11 de enero, al señalar que el Ejército ha intensificado sus operaciones en los posibles escenarios de las liberaciones.

Según lo establecido en los protocolos de seguridad, las operaciones militares y sobrevuelos se suspenderán hasta por 36 horas en el área donde las FARC determinen que se realizará la entrega. Estas medidas de seguridad también fueron aplicadas en dos de los operativos de liberación anteriores en los que Brasil también participó como país colaborador con helicópteros militares y tripulantes.

El pasado 8 de diciembre, las FARC anunciaron la liberación del mayor de policía Guillermo Solórzano, el cabo del Ejército Salín Sanmiguel, el infante de marina Henry López Martínez y los concejales Marcos Vaquero y Armando Acuña, capturados entre 2007 y 2010.

El anuncio de las liberaciones se realizó en desagravio a la inhabilitación de la ex senadora Piedad Córdoba.