Bogotá/La Habana. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y las FARC, hablarán este martes por separado para entregar detalles de la negociación de paz que iniciarán en las próximas semanas, en un nuevo intento para poner fin al conflicto interno de casi cinco décadas.

Santos ofrecerá una alocución por radio y televisión a las 12.30 hora local (1730 GMT).

"Hoy a las 12.30 informaré al país sobre los avances en las conversaciones exploratorias con las FARC", dijo el mandatario a través de su cuenta en Twitter.

Una hora después, las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ofrecerán declaraciones a la prensa en La Habana, informó la cancillería cubana.

Esta será la primera vez que representantes de las FARC, la guerrilla izquierdista activa más antigua de la región conformada por unos 8.000 combatientes, hablen directamente con la prensa y, aunque Cuba no ofreció detalles, todo apunta a que se referirán a las conversaciones exploratorias para un acuerdo de paz.

"Les informamos sobre la celebración de una Comparecencia de Prensa de las FARC-Colombia", dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores cubano en una escueta convocatoria calificada de "urgente" y que fue divulgada a la prensa acreditada en la isla.

El encuentro se efectuará el martes a las 14.30 hora local (1830 GMT), precisó.

Cuba, Chile, Noruega, Venezuela apoyarán las nuevas rondas de negociaciones de paz, que se harían en La Habana, entre las FARC y el Gobierno de Bogotá, según fuentes oficiales y medios colombianos.

El presidente Santos confirmó el lunes que el proceso comenzará en las próximas semanas, aunque no ofreció detalles del lugar, ni la fecha exacta para el inicio de las negociaciones.

En tanto, el máximo comandante de la guerrilla colombiana de las FARC Rodrigo Londoño, alias Timoleón Jiménez o "Timochenko", dijo en un video divulgado el lunes en un sitio web que el grupo llega "a la mesa de diálogos sin rencores ni arrogancia".

Las anteriores negociaciones de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC tuvieron lugar durante la presidencia del conservador Andrés Pastrana y se extendieron entre 1999 y el 2002, aunque fracasaron por la intensidad de la ofensiva militar y los secuestros por parte del grupo rebelde.

Los anuncios sobre diálogos de paz entre el gobierno colombiano y las FARC, se presentan en medio de una reciente intensificación del conflicto, con ataques de la guerrilla, incluyendo a instalaciones del sector petrolero, minero y energético, mientras el Gobierno mantiene una ofensiva militar contra los rebeldes.

Si bien han sido debilitadas por la ofensiva en la que han muerto influyentes comandantes como Raúl Reyes, Víctor Julio Suárez y Alfonso Cano, las FARC -consideradas como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea- todavía tienen capacidad para realizar ataques de gran impacto, incluso en ciudades.