Tegucigalpa. El gobierno hondureño solicitó este lunes a la Corte Internacional de Justicia ( CIJ) participar en el litigio limítrofe que disputan Colombia y Nicaragua para proteger sus fronteras en el mar Caribe.

Laurence Boisson y Michael Wood son parte del cuerpo de abogados contratados por Honduras para que representen a la nación en este diferendo.

Honduras solicitó intervenir en este caso debido a que la señalización de la línea fronteriza entre Nicaragua y Colombia que dicte la CIJ puede afectar la delimitación que ese tribunal internacional fijó para trazar la frontera entre Honduras y Nicaragua en 2007. También el fallo podría afectar la frontera establecida entre Honduras y Colombia, reconocida mediante tratados internacionales.

Sin estar presente en el caso, Honduras no tiene certeza de que se respetarán sus límites en esa zona.

El fallo de la Corte de 2007 concedió soberanía a Honduras en los cayos Bobel, Savanna, Port Royal y Sur, con lo que se negó todo el dominio territorial a partir del paralelo 15, como se pretendía.

Fue así que se trazó una nueva línea divisoria que quedó inconclusa y que debe seguir con una línea bisectriz entre las costas de los dos países. La CIJ celebró este lunes la primera de las audiencias que desarrollará para decidir si acepta la petición de Honduras.