“Es tiempo de que nos unamos, de que ellos nos escuchen. Gente de todo el mundo, ¡levántense!”.

Esta es la arenga que el movimiento Global Change ha difundido desde algunos meses a través de las principales redes sociales, con el objeto de aglutinar la mayor protesta simultánea en el mundo, y sentar las bases de cambios de fondo para lo que ellos consideran ''una democracia real''.

Global Change se inspiró en las protestas que se iniciaron en España el 15 de mayo del 2011 (cuando se afectuaron las elecciones autonómicas en este país).

"El 15 de octubre personas de todo el mundo tomarán las calles y las plazas. Desde América a Asia, desde África a Europa, la gente se está levantando para reclamar sus derechos y pedir una auténtica democracia. Ahora ha llegado el momento de unirnos todos en una protesta no violenta a escala global", afirma el sitio de la organización, la que manifiesta que se realizarán protestas en 962 ciudades, de 85 países.

Los países de Latinoamérica que se sumarán a la iniciativa de este sábado son: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, república Dominicana, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico,  Uruguay y Venezuela.

En paralelo, a los latinoamericanos se sumarán países tan alejados en el planeta como Albania, Egipto, Islandia, India, Mali, Arabia Saudita, Senegal o Ucrania.  

 Una de las redes más utilizadas para este propósito ha sido Facebook, donde, por ejemplo, los indignados peruanos tienen su propia página, a través de la cual invitan a ''tomarse la plaza Perú'', ubicada en el centro de la capital peruana, Lima.

La misma iniciativa existe del lado chileno. En su página en Facebook, sin embargo, que son pacíficos y que su inspiración es el movimiento 15-M español.

Lo mismo puede ser observado hacia el viejo continente, donde una de las comunidades más activas en Facebook es la italiana, página donde los dardos se los lleva, en su mayoría, Silvio Berlusconi.