San José. Con la presencia de nueve mandatarios de la región, Laura Chinchilla Miranda se transformó este sábado en la primera mujer en gobernar Costa Rica.

La politóloga, de 51 años, ganó las elecciones el 7 de febrero de 2010 con casi el 47% de los votos.

Chinchilla recibió el poder de manos del saliente mandatario Oscar Arias, en una ceremonia celebrada en el Parque Metropolitano La Sabana, de San José.

Entre sus principales desafíos, Chinchilla deberá llenar las elevadas expectativas que el país tiene por rápidas mejoras en temas como seguridad ciudadana y economía.

Su condición de ex ministra de Seguridad y de Justicia añade, a juicio de analistas, ingredientes extra para que la ciudadanía confíe en que esta politóloga será capaz de ponerle freno a la criminalidad, que es percibida como el principal problema del país.

Además, grupos económicos, especialmente los exportadores, esperan el cambio de gobierno para presionar por ajustes en el sistema cambiario.

A lo largo de este año, el dólar ha perdido cerca del 10% de su valor como consecuencia del sistema de bandas cambiarias que se introdujo en el gobierno de Óscar Arias.

La mandataria promete que sus esfuerzos estarán centrados en estabilizar el crecimiento, aprovechando que algunos de los principales indicadores van en alza, como las exportaciones y el turismo.

Con información de El Espectador.com