Legisladores chilenos calificaron como “ridícula” la demanda boliviana para el pago por el uso de las aguas del Silala y criticaron que Bolivia no aproveche este recurso hídrico. También pidieron a la administración de Evo Morales que renuncie a la aspiración de soberanía marítima.

Los miembros de la Comisión de Relaciones Exteriores del Legislativo de Chile, los diputados José Edwards y Mónica Zalaquett, y el senador Jaime Orpis afirmaron que el viraje en la negociación bilateral se debe a la “crisis interna” que vive el presidente Evo Morales.

“La pretensión boliviana de que Chile le pague una supuesta demanda histórica, por su uso en los últimos años, parece simplemente ridícula”, afirmó Zalaquett a La Tercera. El ministro de Comunicación, Iván Canelas, dijo que quienes piensan así son “desubicados”.

El diputado chileno Edwards señaló que “Bolivia no usa las aguas del Silala ya que les resulta imposible viabilizar su uso. La pendiente en el lado boliviano viene hacia Chile, y las aguas están lejos de cualquier poblado o actividad económica de interés en Bolivia”.

El vicecanciller de Bolivia, Juan Carlos Alurralde, insistió en que Chile debe retomar el diálogo para resolver el caso del Silala. Caso contrario, indicó que se recurrirá a tribunales internacionales. Sobre la demanda marítima, Orpis declaró al diario Estrella de Iquique que “si Bolivia pretende un puerto en Pisagua, debe renunciar a su aspiración de una salida soberana al mar”.

La posición de Larraín. La demanda sobre el pago de las aguas del Silala implica “demasiada inestabilidad en la política boliviana”, afirmó el senador chileno Hernán Larraín.

Contactarán a expertos. El próximo paso en la presentación de la demanda marítima a tribunales internacionales es el contacto con equipos jurídicos del extranjero para diseñar el proyecto, afirmó el titular de la Dirección Estratégica Marítima, Rubén Saavedra.

“La siguiente fase será tomar contacto con profesionales de fuera del país que nos permita tener un panorama mucho más claro de lo que significa plantear una demanda internacional”, informó a radio Panamericana.

El funcionario explicó, además, que desde la creación de la Dirección, en coordinación con la Cancillería, se propició reuniones con historiadores, ex presidentes y expertos en el tema marítimo para tener una visión clara y los fundamentos históricos de esta centenaria demanda. “Queremos plantear una estrategia seria”, afirmó.

Sobre las críticas que expuso la oposición respecto a la realización, este 29 de abril, del Día del Derecho a la Recuperación Marítima, Saavedra dijo que “no importan esas posiciones, la inmensa mayoría de los bolivianos se ha manifestado apoyando esta jornada”.

El Gobierno de Evo Morales desembolsará cerca de Bs 150.000 para la realización del evento.