Paramaribo. Los legisladores de Surinam otorgaron amnistía este miércoles a los asesinos de 15 opositores del presidente Desi Bouterse, hechos ocurridos hace 30 años, en una decisión que con seguridad provocará nuevas críticas contra el líder sudamericano.

Bouterse -un contrabandista de cocaína convicto que obtuvo el poder en dos golpes de Estado y es buscado en Holanda para servir una sentencia de 11 años por narcotráfico- aún enfrenta un juicio en su país por las matanzas de 1982.

El acusado se ha negado a asistir a esas sesiones de la corte durante cuatro años y no está claro si la parte acusadora continuará con el proceso tras la votación de la Asamblea Nacional, que aprobó el proyecto de ley de amnistía 28-12 luego de tres días de debate.

"Hicimos esto con la creencia de que la gente nos apoyaba y que nos apoyará", comentó Ricardo Panka, miembro de la coalición Mega Combinación del presidente en el Parlamento.

Ronald Venetiaan, un miembro de la oposición y ex presidente, dijo que votó en contra del proyecto de ley. "Remarca la inexistencia de la ley y le da a ésta una falsa base legal", declaró al Parlamento.

Los sindicatos y otros grupos locales de derechos dijeron que estaban planificando una marcha silenciosa para el próximo martes en señal de protesta.

Grupos de derechos humanos habían pedido a los legisladores que no aprobaran el proyecto de ley, que es una enmienda a una ley de amnistía anterior que data de 1989 y que ofrece inmunidad por violaciones a los derechos humanos cometidas entre 1982 y 1992, durante el Gobierno militar de Bouterse.

"Graves violaciones de DD.HH.". Los familiares de algunas de las 15 víctimas asesinadas en 1982 y el Consejo Interreligioso, que agrupa a varios credos, también habían instado al Parlamento a no respaldar la enmienda.

"Las amnistías no pueden ser aplicadas a aquellos responsables por crímenes bajo la ley internacional y graves violaciones a los derechos humanos, incluyendo ejecuciones extrajudiciales", dijo Amnistía Internacional.

Aún está por verse si continuará o no la acción legal contra Bouterse, de 66 años, por los asesinatos ocurridos hace tres décadas.

Bouterse participó en dos golpes en 1980 y 1990, para luego ser sentenciado en ausencia en Holanda por tráfico de drogas en 1999. Asumió la presidencia en agosto del 2010, prometiendo combatir la corrupción y trabajar con la oposición para desarrollar al país.

Surinam, una ex colonia holandesa de 490.000 habitantes ubicada en la parte nororiental de Sudamérica, ganó su independencia en 1975 y ahora es extractor de oro y bauxita, con una naciente industria petrolera.