"El muerto se asusta del degollado”, dijo este sábado el presidente José Mujica ante las cámaras de televisión cuando se retiraba del acto de cierre de la exposición rural en el Prado. Se refería a los cargos de confianza que tiene el Parlamento y las intendencias, en comparación con los de Presidencia y los ministerios. Sin que nadie le preguntara, el mandatario sugirió a los periodistas allí presentes “averiguar” y “sacar la cuenta” de lo que se gasta por ese rubro tanto en comunas como en el Poder Legislativo.

En rigor, los cargos de particular confianza del Poder Legislativo son 18, según datos de la Oficina de Servicio Civil de diciembre de 2013, mucho menos que los 168 que tenía la Administración Central en el mismo momento.

Sin embargo, el mandatario se refería a los funcionarios con pase en comisión que los legisladores tienen en sus despachos, y el dinero que de forma discrecional se le otorga cada mes para contratar personal. Hasta cinco funcionarios de otros organismos del Estado puede tener cada senador o diputado a su disposición, en régimen de pase en comisión. Pero sin contar eso, tienen una partida mensual de secretaría de

$ 106.604 (a julio de 2014) -unos US$4.311-, con la que pueden contratar asesores, repartir entre sus secretarios o hacer lo que entiendan conveniente.

En la respuesta a un pedido de acceso a la información realizado por El Observador, la secretaría del Senado explica que si bien no hay un rubro específico para que los legisladores contraten personal, la partida de secretaría es de “libre disposición”, por lo que con ella “podrán o no contratar personal, y eventualmente pagar otros gastos que tengan en su secretaría personal”.

El Observador pidió conocer la legislación que regula esas contrataciones, tener copia de los contratos y la rendición de los gastos, con devolución de dinero, en caso de que existiera. El informe firmado por el secretario Hugo Rodríguez Filippini dice que “no existe” legislación para los contratos de personal de los legisladores, ya que realizan contrataciones “que entiendan pertinentes”.

Es diverso el uso sin control ni rendición de cuentas que realizan los legisladores.

Existen también partidas mensuales de hasta $ 80.731 para salario de secretarios de sector; otros

$ 20.390 (unos US$3.265) para gastos de prensa de senadores y secretarios; y un tope de $ 4.627 (US$187) en gasto de telefonía celular.

Mujica aseguró este sábado que entre las carteras de gobierno y la Presidencia totalizan “140 tipos” con cargo de confianza, cuyos salarios “podrán andar por los US$9 millones anuales”. En realidad se trata de 164 cargos de particular confianza en la Administración Central al cierre de abril, a un costo anual de

US$ 9,7 millones, informó El Observador el lunes 8 de septiembre. Pero los cargos de confianza se multiplican en las intendencias. Un estudio del Equipo de Datos de El Observador indica que de los 603 cargos de particular confianza que había en el Estado al cierre del año pasado, el grueso (63%) está en las intendencias. Los que tienen más son Maldonado (81) y Canelones (79), ambas administraciones con gobiernos frenteamplistas desde 2005.