Lima. El ciudadano libanés que fue detenido en Lima el pasado 28 de octubre por un presunto manejo de explosivos admitió ser miembro del grupo terrorista Hezbolá y será puesto a disposición de la Fiscalía, informó este lunes el director general de la Policía Nacional de Perú, Jorge Flores Goigochea.

Durante una ceremonia de ascenso de cuatro agentes, Flores reveló a la prensa que la identidad del detenido es Muhammad Ghaleb Hamdar, quien ingresó a Perú con un pasaporte de Sierra Leona, donde figuraba una identidad falsa que correspondía al nombre de Muhammad Amadar.

"Se le ha encontrado adherencias explosivas de TNT tanto en la basura como en las manos. Y él ha aceptado ser miembro de Hezbolá", indicó el director de la Policía.

El alto cargo policial anunció que el detenido pasará hoy a disposición de la Fiscalía para que prosiga la investigación y abra las diligencias judiciales que considere oportunas.

Ghaleb se encontraba hasta ahora detenido en la sede de la Dirección de la Policía contra el Terrorismo (Dircote), donde fue interrogado por su actividad en el país suramericano.

El libanés fue detenido después de que agentes policiales hallaran restos de explosivos en la basura que desechaba de la vivienda donde residía en la capital de Perú, ubicada en el distrito limeño de Surquillo.

Según informaron los medios locales, la Policía comenzó a seguir los pasos del libanés a petición del Mossad, el servicio de inteligencia de Israel, una vez que el detenido llegó a Perú desde Brasil hace unos meses.