Buenos Aires. La ex presidenta de Brasil, Dilma Rousseff (2011-2016), aseguró en Buenos Aires que su antecesor en el cargo Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) "será el próximo" mandatario del país pese a que desde abril cumple en prisión una condena a 12 de años por corrupción.

"Libre o en prisión, Lula será el próximo presidente de Brasil. Lula vencerá", afirmó Rousseff en la Feria del Libro de Buenos Aires, donde estuvo acompañada por personalidades políticas locales y de América Latina.

Lula Da Silva fue detenido el 7 de abril pasado cuando había lanzado su candidatura por el Partido de los Trabajadores (PT) a la presidencia del país en las elecciones de octubre próximo. 

En Buenos Aires Rousseff presentó el libro "Lula, la verdad vencerá" ante unas 2.500 personas que colmaron un auditorio y otras cientos que escucharon el acto en parlantes instalados afuera del lugar.

"Lula es un preso político. Es inocente y tiene que estar libre porque se está cometiendo un crimen con él. Está siendo condenado por sus convicciones", dijo Rousseff.

"Preso político". "Lula es un preso político. Es inocente y tiene que estar libre porque se está cometiendo un crimen con él. Está siendo condenado por sus convicciones", dijo Rousseff.

El ex presidente colombiano Ernesto Samper (1994-1998), por su parte, opinó que "detrás de la detención de Lula hay algo mucho más complicado: una persecución hemisférica a las fuerzas progresistas por parte de nuevas fuerzas oscuras que no quieren gobernar en democracia", sostuvo.

En tanto, el mexicano Cuauhtémoc Cárdenas, ex jefe de Gobierno de la Ciudad de México y fundador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), consideró que la detención de Lula es la "prolongación del golpe de Estado a Dilma", en referencia al proceso de destitución que la alejó del cargo.

"No hay que aflojar ni bajar los brazos. Estos ejemplos de Lula y Dilma, que son castigados porque aman a su pueblo, nos tienen que unir", afirmó la presidenta de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo argentina, Estela de Carlotto.