El líder de la comunidad judía argentina, Aldo Donzis, calificó este miércoles de "burla mayor" que el ministro iraní de Defensa, Ahmad Vahidi, acusado por el atentado a la mutual judía AMIA de Buenos Aires con 85 muertos, haya salido de Bolivia sin ser detenido.

"Nos parece una burla mayor que el gobierno de Bolivia le pida (a Vahidi) que se retire después de cumplir con su misión. No tienen que echarlo sino detenerlo", dijo a la Afp Donzis, presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas de Argentina (DAIA), la entidad política comunitaria.

Vahidi, sobre quien pesa una orden de captura internacional por el mortífero atentado de 1994 contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), llegó el martes a Santa Cruz invitado por el Ministerio de Defensa de Bolivia para participar del 59 aniversario del Colegio Militar de Aviación y en el que también estuvieron el presidente Evo Morales, la ministra de Defensa, María Cecilia Chacón, y representantes de Cuba, Venezuela, Irán y Panamá.

Donzis sostuvo que si el responsable iraní goza de inmunidad "al menos debió haber sido retenido" por la Interpol y comprobar su situación.

"Entre los 85 muertos por el atentado a la AMIA pertenecientes a distintos credos y nacionalidades, seis de ellos eran bolivianos", recordó Donzis.

La visita oficial del Ministro iraní puso en aprietos al gobierno boliviano, que horas después de su llegada tuvo que pedirle que abandone el territorio y luego pedir disculpas a Argentina tras un reclamo hecho por la administración de Cristina Fernández.

A través de una carta, el gobierno de Evo Morales señaló que ha adoptado "las previsiones correspondientes a fin de que el señor Ahmad Vahidi abandone de inmediato el territorio boliviano".

En la misiva de la Cancillería Boliviana enviada al ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de Argentina, Héctor Timerman, Bolivia da cuenta que el Ministerio de Defensa, que cursó la invitación al ministro iraní para que visite el país, "desconocía" de los antecedentes de Vahidi.

"Ante este lamentable incidente, a nombre del gobierno de mi país deseo valorar de sobremanera la cooperación que el gobierno argentino, a través de su persona, ha tenido a bien realizar, con el propósito de superar esta lamentable situación, que si bien constituye un grave incidente, debe ser atribuido únicamente al desconocimiento en ciertos niveles de las circunstancias de la invitación cursada, y bajo ningún aspecto es un acto de agravio que pudiera afectar el excelente nivel de las relaciones boliviano - argentinas", señala el documento firmado por el canciller David Choquehuanca, según ANF.

Donzis dijo que la DAIA "escuchará la información que brinde el gobierno argentino", pero pidió a las autoridades que actúen "en función de lo que determinó la justicia", según AFP.

La colectividad judía argentina está compuesta por unos 300.000 miembros y es la más numerosa de América Latina.