Bogotá. El líder de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) le planteó al nuevo Gobierno del presidente Juan Manuel Santos que se sienten a dialogar y a buscar una solución política al conflicto, según un video difundido por un órgano de información del grupo.

Alias "Alfonso Cano", cuyo verdadero nombre es Guillermo León Sáenz, dijo en un video de 36 minutos que están empeñados en iniciar una salida política al conflicto, pero sin bajar las armas.

"Hay que hablar, hablemos puntos vertebrales, estamos en disposición de hablar hasta qué punto necesitamos combatir por las armas hasta que haya democracia", dijo Cano en la grabación difundida en el sitio en internet de la revista Resistencia, de las FARC.

"Las posibilidades de que el país pueda solucionar esta situación (...) pasa a través del diálogo, de las conversaciones, de las propuestas políticas, de la diplomacia", agregó el jefe de las FARC, considerada como organización terrorista por Estados Unidos y Europa, tras manifestar que la moral de sus hombres está "muy alta".

Las FARC luchan desde la década de 1960 por imponer un régimen socialista por medio de las armas, pero de tener casi 18.000 combatientes, ahora cuenta con unos 8.000 según cifras del Gobierno, tras la férrea ofensiva del presidente Álvaro Uribe, apoyada por Estados Unidos, que les ha ocasionado la muerte de rebeldes y desmovilizaciones.

El video muestra a Cano vestido con un saco de manga larga de color café oscuro, y con un fondo camuflado del mismo tono en un ambiente selvático.

Durante los ocho años de gobierno de Uribe sucumbieron las intenciones de diálogo de paz con los guerrilleros, debido a que el mandatario condicionó cualquier acercamiento a que las FARC depongan las armas y entreguen los cientos de secuestrados que mantienen en las selvas del país, algunos de ellos desde hace más de una década.

Continuación de la oligarquía. Cano criticó el acuerdo militar que firmó el Gobierno del presidente Álvaro Uribe con Estados Unidos, que permite el acceso a un número limitado de efectivos de ese país, y que ha generado una crisis diplomática y comercial con Venezuela.

Colombia es el principal aliado de Washington en la región.

Además, el jefe rebelde calificó de una victoria de la oligarquía la asunción de Santos a la presidencia el próximo 7 de agosto.

"El triunfo del doctor Juan Manuel Santos el pasado 20 de junio le garantiza a la oligarquía colombiana la continuidad de sus políticas y de sus estrategias", señaló.

El Gobierno colombiano mostró nuevas evidencias de que líderes de las FARC se refugian en Venezuela, con la aparente tolerancia de Caracas.

Santos, ex ministro de Defensa de Uribe, fue elegido con la promesa de que continuará con la política de seguridad de su antecesor.

El propio Cano, quien luce envejecido y con el cabello desordenado, ha sido blanco de una agresiva campaña de búsqueda en el sur de Colombia por parte de las Fuerzas Militares, en el departamento de Tolima, en la que han caído varios de sus más importantes colaboradores y encargados de sus anillos de seguridad.

El líder guerrillero, quien reemplazó al legendario Manuel Marulanda, alias "Tirofijo", no mencionó los fuertes golpes de la fuerza pública, pero dijo que sus partes de guerra indican la muerte de más de 300 soldados sólo en mayo.