Pese a los acuerdos alcanzados entre los manifestantes y las autoridades bolivianas para terminar con 19 días de huelga que hubo en el departamento de Potosí, el secretario general del Comité Cívico Potosinista, Luis Pastor, sostuvo que impedirán el ingreso del presidente Evo Morales a la región.

“Potosí le está diciendo al señor Evo Morales y al MAS que no se atreva a venir el 10 de noviembre; no le permitiremos que entre a Potosí, porque este pueblo no merecía ese trato de su gobierno y su partido durante estos 18 días de movilizaciones”, sostuvo Pastor, de acuerdo a La Razón.

El impedimento al ingreso del presidente se planea realizar para las celebraciones del aniversario cívico de la región, que es el 10 de noviembre de este año.

Analistas, en tanto, sostuvieron que las protestas lograron mostrar al resto del Bolivia la postergación que afecta a la región, aunque con un alto costo. Esto, por las pérdidas económicas y la imagen turística de la zona, que serán  difíciles de recuperar, de acuerdo a los analistas Carlos Cordero y Franklin Pareja.