Santiago de Chile. El ex senador y ex presidente del derechista partido chileno Unión Demócrata Independiente (UDI) Jovino Novoa negó este martes cualquier vinculación con los aportes fraudulentos a campañas políticas que investiga la Fiscalía en el marco del llamado caso Penta.

Novoa se reunió por cerca de una hora con el fiscal Carlos Gajardo, encargado del proceso.

Tras el encuentro, el ex senador dijo a los periodistas que no había declarado ante el fiscal, sino que sólo conversó con Gajardo sobre el proceso.

"He venido a la Fiscalía para manifestarle al fiscal mi total disposición a colaborar en esta investigación. Voy a prestar declaración una vez que tenga conocimiento completo del expediente", declaró Novoa.

"Mis abogados solicitaron ayer (este lunes) dos diligencias y me recomendaron que mientras no tuvieran resultado estas diligencias no hiciera la declaración", agregó.

Novoa es uno de los políticos más importantes de la UDI que ha sido mencionado en el caso que investiga aportes irregulares por parte del grupo financiero Penta a candidatos de ese partido para las elecciones parlamentarias de 2013 a través de boletas de prestación de servicios falsas.

Pese a ello Novoa, que supuestamente fue el encargado de distribuir el dinero de Penta entre los candidatos del partido en las elecciones de 2013, negó cualquier vinculación con esas maniobras.

"Ha habido declaraciones en que se me pretende vincular a hechos que no son efectivos. Señalé al señor fiscal que quería conocer exactamente esas declaraciones de manera de refutarlas", dijo.

"Por lo tanto, volveré en los próximos días a declarar, una vez que mis abogados hayan revisado los antecedentes que nos interesan", agregó.

La polémica por la financiación a las campañas políticas, que en Chile permite aportes reservados de empresas privadas, surgió a raíz de una investigación abierta por la Fiscalía a los principales socios del grupo Penta, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, por fraude al fisco.

En tanto, el ex gerente del grupo Penta Hugo Bravo, quien abrió la arista política al revelar los aportes a campañas a través de boletas falsas, concurrió hoy los tribunales laborales para un comparendo con los controladores de Penta, en el marco de una demanda que interpuso por despido injustificado, por 2.300 millones de pesos (unos US$3,7 millones).

Sobre las declaraciones de los políticos que han negado la veracidad de los aportes recibidos por parte de Penta que él denunció, Bravo se limitó a señalar que "esto es para la risa".

"Se supo la verdad", dijo Bravo quien ha aportado al caso grabaciones de audio y correos electrónicos en los que figuran políticos solicitando aportes de Penta.

El Servicio de Impuestos Internos (SII) denunció a los dueños de Penta como autores de delito tributario por la emisión indebida de boletas de honorarios y facturas falsas con el fin de disminuir la base imponible del impuesto a la renta por unos 2.000 millones de pesos (unos 3,2 millones de dólares).

El jueves pasado, la Fiscalía de Delitos de Alta Complejidad pidió, entre otros, procesar a Délano y Lavín.

La solicitud, presentada en el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago, se concretó después de que varios ejecutivos fueran interrogados extensamente en los últimos días con el fin de esclarecer el uso de recursos económicos que supuestamente fueron entregados fraudulentamente a varios políticos.