Atenas. El primer ministro griego, Lucas Papademos, se reunirá con los líderes de los partidos políticos del país en los próximos días, mientras busca completar las reformas que prometió antes de las elecciones previstas para febrero.

Papademos, un ex gobernador de banco central, debe aprobar un conjunto de reformas y reestructurar parte de la enorme deuda griega para cumplir con las condiciones de un paquete de rescate por 130.000 millones de euros (US$170.000 millones) acordado en octubre con la Unión Europea.

"En los próximos días habrá negociaciones con líderes políticos para discutir el período de este gobierno, para completar esta tarea específica y terminar con el problema de la fecha de la elección", dijo el miércoles un funcionario de gobierno, quien habló bajo condición de anonimato.

El funcionario dijo que las negociaciones no tratarán necesariamente sobre la extensión del período del gobierno, pero revisarían cuanto tiempo queda para completar la agenda acordada con prestamistas internacionales.

La semana pasada, el Fondo Monetario Internacional, parte de un trío de prestamistas junto a la Unión Europea y el Banco Central Europeo, dijo que Grecia no está cumpliendo con el calendario de reformas que prometió e instó al Gobierno para que actúe rápidamente.

Papademos dijo el miércoles a sus ministros que el resultado de una revisión que el FMI y la UE realizarán en enero sería decisivo para que Grecia siga recibiendo la ayuda que necesita para recapitalizar sus bancos y completar su plan de canje de bonos.

"En las próximas tres semanas debemos aprobar reformas estructurales, ya sea las que están pendientes o unas nuevas, para (...) tener negociaciones constructivas con el trío a mediados de enero", dijo en una reunión de gabinete sobre reformas al sistema de pensiones.

Si esas reformas no se completan a mediados de enero, las negociaciones con el trío podrían enfrentar problemas, agregó, según un resumen de comentarios divulgado por la oficina del Primer Ministro.

Las medidas que aún se deben completar incluyen un recorte a las llamadas pensiones suplementarias, que eleva el pago de pensiones regulares, y la fusión de fondos de pensiones.

Papademos ha dicho reiteradamente que no estará atado a la fecha de las elecciones del 19 de febrero, acordada durante las discusiones para formar su gobierno. Ha habido crecientes divisiones en el gabinete sobre cuándo realizar las elecciones.