Seúl. El líder norcoreano, Kim Jong-un, fue nombrado nuevo mariscal del Ejército, el más alto rango militar del país, en un movimiento que se suma a su vistosa serie de títulos y consolida su poder en el Estado aislado y empobrecido.

La decisión fue tomada el martes y reportada el miércoles por los medios estatales de Corea del Norte. Esta viene después de que el principal general del país fue removido de su cargo.

El nuevo título completa la elevación de Kim Jong-un, después de la muerte de su padre, Kim Jong-il, en diciembre. El ya encabeza el Partido de los Trabajadores de Corea y es el Primer Presidente de la Comisión de Defensa Nacional.

Kim -que se cree tiene entre 25 y 30 años- ha trabajado de manera sostenida para imponer su propio sello en la alta dirección de Corea del Norte, y el domingo expulsó al vicemariscal Ri Yong-ho, la principal figura militar del país, que era visto como cercano a Kim Jong-il.

Clave para el gobierno de Kim es un linaje que se remonta a su abuelo, Kim Il-sung, quien fundó a Corea del Norte y sigue siendo venerado como presidente eterno.

"El culto a la personalidad que rodea la familia de Kim ha sido realmente traspasado a Kim Jong-un", dijo Daniel Pinkston del International Crisis Group, quien visitó Corea del Norte a principios de este mes, y habló el martes con la prensa en la capital de Corea del Sur.