Washington. Los líderes republicanos de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, en un tono más cooperativo, que hay algunas áreas en donde se puede llegar a acuerdo con el presidente Barack Obama sobre su plan de empleo, aunque siguieron en contra de las alzas de impuestos.

La extensión de beneficios tributarios que permiten que las empresas descuenten el valor de los nuevos equipos es un área en la que se puede dialogar, aseguraron los congresistas en una carta abierta a los republicanos de la Cámara de Representantes.

Pero el límite del 28% propuesto por el presidente sobre las deducciones desglosadas, que afecta mayormente a los contribuyentes ricos, es un "incremento tributario sobre las contribuciones de caridad, deducciones de intereses hipotecarios y bonos municipales para estados", dice el memo.

Los republicanos también rechazaron muchas de las propuestas de gasto en el plan de Obama, incluyendo más dinero para los gobiernos estatales y locales para ayudar a retener a profesores, policías y bomberos.

"No cuestionamos la sinceridad del presidente cuando dice que ha recetado la fórmula correcta para la recuperación económica", dijo la carta firmada por el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, el líder de la mayoría republicana Eric Cantor, su mano derecha Kevin McCarthy y el presidente de la conferencia Jeb Hensarling.

"No concordamos con algunos aspectos de la propuesta del presidente Obama y los republicanos tienen una visión diferente de lo que se necesita hacer para ayudar a que nuestra economía vuelva a crear empleo", estimaron.

"Sin embargo, estamos comprometidos a aprobar la legislación para implementar las políticas en las áreas donde se puede encontrar un acuerdo para impulsar la creación de empleo y el crecimiento económico a largo plazo", agregó la misiva.