El Cairo. La Liga Arabe dijo el sábado que era importante que en marzo se realice una cumbre en Bagdad, debido a lo que describió como "acontecimientos graves y funestos" en Medio Oriente y el norte de África.

Libia, que posee la presidencia rotativa de la cumbre de líderes árabes, dijo esta semana que la reunión en Bagdad sería postergada debido a la situación en la región, donde las protestas están desafiando a gobiernos desde Bahréin a Argelia.

Los presidentes de Egipto y Túnez fueron derrocados por revueltas masivas este año.

Un comunicado emitido desde las oficinas de la Liga Arabe en El Cairo dijo que el secretario general de la entidad aún no había recibido un pedido formal para postergar la cumbre.

El encuentro está previsto para el 29 de marzo.

"El secretariado general subraya la importancia de sostener la próxima cumbre árabe tal como está programado", dijo el comunicado del organismo.

Las actuales circunstancias requieren "el más alto nivel de coordinación y discusión para lidiar con los graves y funestos acontecimientos que la región árabe está atravesando", sostuvo.