La Paz. La aerolínea estatal Boliviana de Aviación, creada hace poco más de un año por el Gobierno izquierdista de Evo Morales, estrenó este viernes su servicio internacional con su primer vuelo a Buenos Aires.

La compañía, que opera exclusivamente aviones Boeing 737-300, prevé iniciar en los próximos meses vuelos a Sao Paulo y Lima, dijo su gerente general, Ronald Casso.

El primer vuelo de BoA de Bolivia a Buenos Aires partió de la ciudad oriental de Santa Cruz, pero sus tres conexiones regulares semanales, que se iniciarán este domingo, partirán de la ciudad central de Cochabamba, agregó.

La línea estatal boliviana se suma así a un relativamente intenso tráfico aéreo entre Bolivia y Argentina, en el que participan también la privada local Aerosur, Aerolíneas Argentinas y TAM Airlines, filial de la brasileña Tam.

El vicepresidente del país, Álvaro García, destacó en un acto que BoA había ganado ya el 50% del mercado interno, que hasta principios de 2009 era monopolizado por Aerosur con una vieja flota de Boeing 727.

"Vamos a garantizar la mejor tecnología, el mejor de los servicios, como merecen los bolivianos", dijo García, al prometer "todo el apoyo necesario" para que la aerolínea estatal compre nuevos aviones y extienda sus servicios a Estados Unidos y Europa.

Una anterior aerolínea estatal Lloyd Aéreo Boliviano (LAB), que pasó a manos del grupo brasileño Vasp por una privatización a mediados de la década de 1990, dejó de operar hace tres años sumida en millonarias deudas y dificultades técnicas.

"El Estado tenía una aerolínea estatal fuerte, que fue maltratada, debilitada y asesinada. Ahora estamos dando un salto", apuntó García, uno de los ideólogos de proceso de estatización de la economía impulsado por el presidente Morales.