Asunción. Estudios hechos al presidente paraguayo Fernando Lugo revelaron una remisión completa del cáncer linfático que sufría, dijo este martes el jefe del equipo médico presidencial, aunque aclaró que no puede ser declarado curado totalmente hasta un tratamiento de mantenimiento.

Lugo se encuentra en el hospital Sirio-libanés de Sao Paulo para practicarse la última de las seis sesiones de quimioterapia indicadas en el tratamiento y someterse a una cirugía de bajo riesgo para retirar un catéter que tenía implantado para el suministro de los medicamentos.

"Acabamos de conocer los resultados del Pet-Scan y otros análisis que se le practicaron (en Brasil) y éstos revelan una remisión completa de los linfomas que se le detectaron al mandatario en el mes de agosto", dijo el médico Alfredo Boccia según el diario ABC Digital.

"No se observa ninguna lesión en ninguna parte del cuerpo y para nosotros es el mejor escenario con el que podíamos soñar", agregó en declaraciones a periodistas paraguayos en el hospital.

El médico aclaró que el presidente deberá realizar un tratamiento de mantenimiento durante al menos dos años antes de ser declarado curado totalmente del cáncer linfático.

Lugo, un ex obispo católico de 59 años, fue diagnosticado de un linfoma no Hodgkin con afectación ósea que despertó temores ante la posibilidad de que no pudiera concluir su mandato de cinco años en el 2013.