"Es un error caer en la ingenuidad de creer que para avanzar hay que desmantelarlo todo, en ese afán de cambios refundacionales y precipitados, que a ratos, aparece en algunos círculos radicalizados", fue quizás la frase más dura que usó el timonel de la CPC, Andrés Santa Cruz, para graficar el perjuicio que en su opinión generarán dichas modificaciones en la sociedad y en el crecimiento del país.

Durante su intervención en el Encuentro Nacional de la Empresa (Enade) 2014, inmediatamente después del discurso del ministro de Hacienda Alberto Arenas, el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio, reiteró que no está en contra de avanzar y modernizar estas materias pero éstos a su juicio deben ser un perfeccionamiento a lo que existe y no que "le den el gusto a los que gritan".

Persiste la incertidumbre. Con sus palabras, el jefe de la CPC no da por terminado los dimes y diretes del gobierno y los empresarios en torno a la incertidumbre que le genera a éstos últimos que la administración de la Presidenta Michelle Bachelet aborde prácticamente al mismo tiempo reformas políticas, sociales y económicas (tributaria, educacional, laboral y constitucional).

"Ayer, hoy y siempre hemos estado dispuestos a dialogar, a oír con humildad los argumentos de otras partes... Muchas veces nos encontramos con un escenario político que parece más un monólogo que una conversación para avanzar. Esos son los obstáculos que queremos ayudar a superar", recalcó Santa Cruz, instando a la política de los acuerdos.

Energía. Entre otros tópicos abordados por el dirigente empresarial estuvo el costo y abastecimiento energético que padece el país.

"Parece que no queremos que nos toquen el barrio, la comuna, nuestro entorno. Pero es indispensable realizar los proyectos en algún lugar para avanzar en una matriz energética diversificada y competitiva (...). Se requiere un marco de mayor certidumbre y seguridad jurídica, junto con jugarse el capital político que permita llevar adelante las inversiones", recalcó.