Una multitudinaria marcha de representantes de varias organizaciones sociales, campesinos originarios, cocaleros y otros sectores de Bolivia llegará este miércoles a la ciudad de La Paz para respaldar al gobierno de Evo Morales.

Los manifestantes, que iniciaron la marcha hace seis días, se harán presentes en la capital del país para apoyar el proceso de cambio, la democracia, las elecciones judiciales y la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, entre otras reivindicaciones.

"Estamos de pie para defender este proceso de cambio, para defender al hermano Presidente, para defender la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, para defender las elecciones judiciales", remarcó la dirigente de los cocaleros Leonilda Zurita, citada por la agencia noticiosa estatal ABI.

La manifestación constituye una respuesta a otra marcha también multitudinaria y de extracción aborigen y campesina que se ha iniciado hace alrededor de un mes para rechazar la construcción de esa ruta, ya que según alegan dañaría una reserva natural del Territorio Indígena del Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).

Esa demostración popular recién llegaría a La Paz el martes o miércoles de la semana próxima, debido a problemas organizativos y a la decisión de no entorpecer o influir en los comicios judiciales que se celebrarán el domingo venidero.

La líder cocalera aseguró que en la movilización participan diferentes organizaciones sociales que decidieron respaldar el proceso de cambio ante lo que consideró una arremetida de los partidos de derecha que tienen el propósito de desprestigiar la gestión de Morales.

"Todos estamos conscientes para decir sí a la justicia verdadera", subrayó Zurita en referencia a las inéditas elecciones judiciales en las que el pueblo elegirá en las urnas a los miembros del Organo Judicial, después de décadas en la que los partidos políticos tenían en exclusiva esa tarea.

Según los organizadores, los marchistas llegarán a La Paz desde tres puntos: desde la ciudad de El Alto llegarán los movimientos sociales de Oruro, Cochabamba, Potosí y otras ciudades del occidente; por Villa Fátima ingresarán los representantes de los Yungas y otras poblaciones de esa región y por la población de Río Abajo llegarán los representantes de la provincia Murillo de La Paz.