“El modelo económico y social de Chile está cuestionado en los círculos intelectuales y universitarios -en Chile-”, reconoció este miércoles Cristián Zegers, director de El Mercurio de Chile, ante periodistas, empresarios y ejecutivos del sector editorial en Madrid.

Acerca de la coincidencia del momento social que viven España y Chile, países donde las movilizaciones sociales están a la orden del día, Zegers dijo que “son de naturaleza distinta”, dado que en Chile el principal reclamo de los estudiantes tiene que ver con que “el Estado brinde una educación pública gratuita y de calidad”, mientras que “en España las movilizaciones sociales se dan en un contexto de crisis económica generalizada”.

Ante el auditorio convocado en el marco del encuentro Nuevo Periodismo organizado por Nueva Economía Forum, y en relación a la ventaja que denota la ex mandataria y candidata del PS-PPD, Michelle Bachelet, de cara a las presidenciales de 2013 en el país andino, Zegers explicó que, en Chile, “las dos coaliciones estables cuentan con un significativo peso electoral” y que “la cuestión no pasa tanto por conocer las ventaja que pueda tener Bachelet, sino por saber cómo se comportará la masa votante que aporta el voto voluntario”, a la vez que agregó que “será una campaña muy dura y con mucho debate”.

El ejecutivo de El Mercurio también se refirió a los efectos que la crisis española ha generado en Chile: “las repercusiones han sido moderadas; hubo ciertas desinversiones en casos de excepción, y el flujo de inversión no se ha interrumpido, aunque su volumen se ha contraído un poco”, a la vez que recordó que “el total de la inversión española en Chile al día de hoy es de US$4.377 millones”, y que “Chile fue en 2012 el primer país latinoamericano, después de Brasil, que más Inversión Extranjera Directa (IED) recibió, con US$30.323 millones”.

2721

En este contexto, puntualizó que “Chile espera una segunda fase de inversiones, pero de pymes”, y que las compañías ibéricas “aportan tecnología y gestión innovadoras” y que su país les ofrece “un espacio adecuado de crecimiento sostenido, cambios legales para el financiamiento de las  pymes” y el marco de la Alianza del Pacífico, “un mercado de más de 200 millones de habitantes, diversidad de materias primas y climas, además de que se está trabajando en la desgravación arancelaria en la zona”.

El ejecutivo del medio latinoamericano aseguró que “no se conocen en América Latina progresos más amplios de integración; no es un foro retórico y sus acuerdos responden a políticas de Estado” que sobreviven a los cambios de gobiernos.

Finalmente, respecto de este punto, deslizó que “lo que el chileno no entiende es la escasa horizontalidad que hay en las compañías españolas”.

La región se ha convertido en un salvavidas para Europa y España en particular y cada vez son más las empresas que buscan refugio en Latinoamérica. ¿Qué ha hecho mal España?, le preguntó América Economía. “España tiene una estructura de autonomías y administración pública y política muy grande en tiempos de restricciones económicas”, agregó Segers.

Por último, preguntado por la libertad de expresión en los medios de la región y en particular por la relación del gobierno argentino con la prensa, el director de El Mercurio dijo que Cristina Fernández de Kirchner “ha conseguido poner a dos medios opuestos como Clarín y La Nación, a librar juntos, una misma batalla”. A la vez que concluyó que  “sigue siendo un misterio el carácter que tienen el peronismo y el justicialismo, con una cantidad de organizaciones, facciones y tendencias de derecha y de izquierdas”, y que “no vemos una renovación de calidad en la oposición”.