Tegucigalpa. Con la resolución de la Corte Suprema de Justicia de anular los procesos judiciales contra el ex presidente de Honduras, Manuel Zelaya, la comunidad internacional pidió ayer levantar lo antes posible o de inmediato la suspensión de este país en la Organización de Estados Americanos (OEA).

Incluso Brasil, que se ha opuesto al reconocimiento del gobierno del presidente Porfirio Lobo Sosa, ha expresado que luego del fallo judicial "hay una luz al final del túnel" para Honduras.

Asimismo, las voces de Estados Unidos, El Salvador y el mismo secretario general de la OEA, han coincidido en que ya está todo listo para el reintegro del país al órgano continental.

Honduras fue suspendida de la OEA el 4 de julio de 2009, por los hechos políticos del 28 de junio, cuando Zelaya perdió el poder por pretender derogar la Constitución.

Habla Brasil. El canciller brasileño, Antonio Patriota, dijo este martes que nuevos acontecimientos permiten vislumbrar "un poco de luz al final del túnel" para la incorporación de Honduras a la OEA.

"Comienza a aparecer un poco de luz al final del túnel; esperamos que eso lleve al proceso que permita a Honduras ser reincorporado al sistema regional", dijo Patriota, según cita la AFP.

Patriota dijo haber coincidido sobre el tema con sus pares de Colombia, María Ángela Holguín; Venezuela, Nicolás Maduro, y Paraguay, Jorge Lara, en una reunión regional la pasada semana en Caracas.

El canciller brasileño volvió a hablar ayer del tema con Lara, con el que se reunió en Brasilia.

Por otro lado, el asesor internacional de la presidencia brasileña, Marco Aurelio García, declaró que tenían "interés" en que rápidamente se normalizara la situación del expresidente Zelaya. "Era una de las condiciones" y también "avances en Derechos Humanos", apuntó.

EE.UU. pide pronto retorno. Entre tanto, Mark Toner, portavoz del Departamento de Estado estadounidense, declaró que ven con beneplácito el anuncio por la OEA de gestionar el pronto retorno de Honduras, luego que se cumplió con la condición principal para ese regreso.

Estados Unidos, dijo el portavoz, no adoptó una posición respecto a cómo debieron ser manejados estos juicios.

Pese a todo "esperamos que la resolución (jurídica) continúe promoviendo la reconciliación nacional en Honduras", señaló.

Toner destacó que el presidente Lobo se ha movido rápidamente para lograr la reconciliación nacional, la estabilidad económica y se ha interesado en mejorar las condiciones de derechos humanos. En ese sentido Estados Unidos considera que "la suspensión de Honduras debe ser levantada" y al mismo tiempo se debe apoyar la intención del secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, de iniciar consultas para atender el tema. El senador demócrata John Kerry, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, dijo en un comunicado de prensa que el fallo judicial "ayuda a cerrar un período triste de la historia hondureña".

"Las puertas están abiertas". El gobierno salvadoreño también alabó la decisión de la Corte Suprema hondureña.

La Secretaría de Relaciones Exteriores dijo en un comunicado que "este importante paso no solo abre una nueva puerta hacia el camino de la reconciliación de la sociedad en la hermana de Honduras, sino también hacia su reincorporación al seno de los organismos internacionales".

El Salvador también "celebra" el anuncio de Insulza sobre el inicio de consultas con los Estados miembros del organismo para evaluar el retorno de Honduras a la OEA. Asimismo, "reitera su compromiso con el respeto a los valores democráticos en el hemisferio y manifiesta su disposición a trabajar de la mano con el resto de países miembros de la OEA para lograr una reincorporación de Honduras en el marco de ese respeto".

Esperan unanimidad. El canciller hondureño Mario Canahuati declaró que con la decisión de la Corte, Honduras ha cumplido todo lo que se le ha pedido. Por tanto, es de esperarse que Honduras retorne al organismo de la misma forma en que salió "por consenso", es decir por una votación unánime.

De hecho, Honduras ya cumplió los puntos planteados por Zelaya luego de la reunión en abril entre Lobo y los mandatarios de Venezuela y Colombia, Hugo Chávez y Juan Manuel Santos, respectivamente. Zelaya pidió: garantizar su retorno al país, una Asamblea Nacional Constituyente e impulsar el respeto de los derechos humanos.

Unas de las cuestiones que Zelaya y el Frente de Resistencia Popular cuestionan es que aún no se convoca a la asamblea constituyente, sin embargo, el propio presidente venezolano ha reconocido que con la reforma constitucional al artículo 5, referente al plebiscito y referendo, el camino está abierto, pues se puede consultar al pueblo sobre cualquier tema.

En ese sentido, Chávez también apoya el regreso de Honduras a la OEA, lo que podría garantizar la votación unánime.