Tegucigalpa. El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, aprovechó su estadía en Costa Rica -donde participó en la asunción a la presidencia de Laura Chinchilla- para  establecer contacto con representantes de distintos gobiernos.

Después que el mandatario resolvió no asistir a la cumbre entre América Latina y la Unión Europea, debido a que varios presidentes de Unasur amenazaron con no asistir a la cita si él participaba, Lobo se reunió con jefes de Estado y representantes de la comunidad internacional.

Entre los encuentros se cuenta una reunión de 35 minutos con su par mexicano, Felipe Calderón, en lo que se constituye en el primer acercamiento después que Lobo asumió el cargo el pasado 27 de enero.

Con esta cita, Porfirio Lobo busca normalización las relaciones entre ambos países, informó El Heraldo.

También tuvo encuentros con el príncipe heredero español, Felipe de Borbón; el presidente de Colombia, Álvaro Uribe; de El Salvador, Mauricio Funes; y de Panamá, Ricardo Martinelli.

Lobo también se reunió con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Moreno, quien reiteró el apoyo del organismo para la ejecución de programas sociales social en el país.