Ciudad de México.- El ganador de las elecciones presidenciales de México, Andrés Manuel López Obrador, arremetió este viernes contra la autoridad electoral y la acusó de buscar venganza al multar a su partido por violar las reglas de financiamiento de campaña luego de su aplastante victoria en las urnas.

El Instituto Nacional Electoral (INE) votó este miércoles a favor de sancionar a Movimiento Regeneración Nacional (Morena) con US$10 millones por un fideicomiso que el partido afirma que creó para ayudar a las víctimas del sismo del año pasado, pero cuya gestión habría sido opaca, según el instituto.

"Es una venganza. Un golpe político artero", aseguró López Obrador, en una breve conferencia de prensa en sus oficinas de Ciudad de México en la que acusó al INE de haberse extralimitado con la sanción, que calificó de "injusta" y "draconiana".

"Están actuando así porque no aceptan la nueva realidad", agregó el izquierdista de 64 años, recurriendo al tono combativo que utilizó en la campaña para atacar al Gobierno.

López Obrador, quien obtuvo más del 50% de los votos en los comicios del 1 de julio, informó que acudirá el tribunal electoral de México para apelar la decisión y limpiar su nombre.

El izquierdista también dijo que no acudirá a una reunión de líderes del bloque comercial de la Alianza del Pacífico en la ciudad occidental de Puerto Vallarta la próxima semana, debido a que aún no ha sido declarado formalmente presidente electo por el tribunal electoral.

Sin embargo, sostuvo que planea reunirse el miércoles con la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, cuando ella y otros ministros del gabinete canadiense visiten la ciudad.