Ciudad de México. El candidato favorito para ganar la presidencia de México, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, envió el miércoles un mensaje directo a los inversionistas, con el que buscó disipar las preocupaciones por el efecto que tendría en la segunda mayor economía de América Latina un eventual gobierno suyo.

En una carta publicada en el periódico El Financiero, el veterano político apostó por un tono conciliatorio con los inversionistas, que están inquietos por sus amenazas de cancelar millonarios contratos energéticos y la construcción del nuevo aeropuerto de Ciudad de México.

"Tengan confianza. No somos rebeldes sin causa y tenemos palabra. Sabemos cumplir nuestros compromisos. No se dejen asustar", escribió el aspirante de 64 años que buscará la presidencia por tercera ocasión consecutiva. 

López Obrador, conocido por su acrónimo AMLO, lidera las encuestas rumbo a las elecciones presidenciales del 1 de julio y se ha esforzado por lograr un equilibrio entre apelar a su base izquierdista y a los líderes empresariales, que temen que pueda desestabilizar la economía de México. 

Sus oponentes -Ricardo Anaya, del derechista Partido Acción Nacional (PAN) quien ocupa el segundo lugar en los sondeos, y José Antonio Meade, el candidato del partido gobernante PRI- han criticado las políticas económicas de AMLO como obsoletas.

El candidato dijo además que propone un modelo económico "semejante" al que se aplicó en el país en el denominado "desarrollo estabilizador", entre 1950 y 1970, un período de rápido crecimiento cuando el Estado controló gran parte de la economía.

"No es nuestro propósito, desde luego, revivir un modelo del pasado y aplicarlo de manera mecánica; pretendemos retomar las lógicas que funcionaron, ajustarlas a las condiciones actuales y aplicarlas con una visión política distinta, de pleno respeto a los principios democráticos y a la legalidad", dijo.

Sus oponentes -Ricardo Anaya, del derechista Partido Acción Nacional (PAN) quien ocupa el segundo lugar en los sondeos, y José Antonio Meade, el candidato del partido gobernante PRI- han criticado las políticas económicas de AMLO como obsoletas.

López Obrador ha dicho que construirá más refinerías de petróleo y aumentará el gasto en programas sociales, y se ha comprometido a pagar por tales obras eliminando la corrupción y recortando los salarios del gobierno, no con deuda ni impuestos más altos.