Excelsior.com.mx. Andrés Manuel López Obrador, precandidato único de la izquierda, llamó a la población que simpatiza con su movimiento a sumarse al equipo que vigilará que el día del proceso electoral no se comentan actos de corrupción.

Añadió que a cinco meses de la elección presidencial cuenta con estructura para tener representación de ciudadanos honestos e incorruptibles en las casillas de las aproximadamente 65 mil secciones electorales en que está dividido el país.

“Se trata de cuidar que no haya fraude electoral y para eso nos estamos organizando, para que haya representantes en las casillas electorales. Esa es una prueba, porque estamos convocando a gente honesta, incorruptible”, abundó.

Se convoca a gente honesta porque tanto priistas y panistas están acostumbrados a comprar conciencias, a comprar votos y a comprar representantes de casillas para hacer el fraude en las casillas electorales, puntualizó el precandidato único del PRD, PT y Movimiento Ciudadano (antes Convergencia).

En Villa Nicolás Romero, Estado de México, López Obrador, en un discurso dirigido a los trabajadores de México afirmó que “la política económica actual ha desmantelado la industria nacional y ha privatizado sectores estratégicos de la economía nacional”.

“La crisis económica y social que vive nuestro país sólo podrá revertirse con un cambio de régimen político y de modelo económico. Nuestro proyecto defiende la soberanía nacional, promueve la participación activa de los ciudadanos y busca el bienestar de la población.

“Se trata de garantizar una vida digna para todos los mexicanos y derechos elementales al empleo, a la alimentación, a la vivienda, a la salud, a la seguridad, a la paz, a la educación y a la cultura”, aseveró.

Entre otros asuntos, se comprometió a que, en caso de llegar a la Presidencia de la República, restituiría a la Compañía de Luz y Fuerza del Centro.

“Me comprometo a restituir el empleo y las condiciones laborales a todos los trabajadores electricistas que fueron despedidos injustamente. Asimismo buscaremos una solución justa a las demandas del Sindicato Minero y de los trabajadores de Mexicana de Aviación”, dijo.

Dijo que se promoverá la democracia y la libertad de las organizaciones sindicales.

“La Constitución y los tratados internacionales en materia laboral obligan a respetar la voluntad de los trabajadores para organizarse en la forma en que mejor convenga a sus intereses. Debe desterrarse la simulación y la corrupción que se da en el ámbito estatal, patronal y sindical”, apuntó.

Reiteró que no habrá persecución de los líderes de estas organizaciones y se aplicará la ley sin privilegios.

“Se va a desterrar el influyentismo y la corrupción en los juicios laborales; no se usará la ley para perseguir a dirigentes sociales ni sindicales”, afirmó López Obrador.

“El nuevo gobierno escuchará a todos y aplicará la ley sin privilegios de ninguna clase, respetando siempre los derechos de los trabajadores”, añadió.