CDMX. El ganador de las elecciones presidenciales de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que recortará el sueldo del presidente del país en un 60% de lo que actualmente gana, una vez que inicie su mandato.

En rueda de prensa tras reunirse con miembros del gabinete, el líder izquierdista indicó que Peña Nieto recibe unos US$14.270, de acuerdo con datos recabados por la que será su futura cartera de Hacienda.

"Yo voy a recibir US$5.700 mensuales, el 40% de lo que recibe actualmente el presidente Peña. Yo decido ganar menos de la mitad, cumpliendo con mi compromiso", dijo en medio de aplausos.

Plan de Austeridad Republicana. El recorte al sueldo del presidente es una de las medidas del "plan de austeridad" con el que López Obrador busca reducir los costos de la burocracia del estado mexicano, una de sus principales propuestas de campaña.

López Obrador explicó que buscará reformar la Constitución mexicana para que el documento establezca que nadie pueda tener un salario mayor al del presidente de México. "Voy a enviar la iniciativa (al Congreso) acompañada del presupuesto", dijo.

50 lineamentos

El plan de austeridad presentado hoy oficialmente se filtró a los medios en días recientes y está conformado por 50 puntos, algunos de ellos ya conocidos, pues contempla reducir los sueldos más elevados y las prestaciones de la administración pública federal.

Dentro del programa destaca la reducción del 70 por ciento del personal de confianza y en un 70 por ciento el gasto de operación, según este documento. También se buscará la eliminación de bonos, la no adquisición de vehículos nuevos o la limitación de viáticos. Entre otros, se plantea reducir en 50 por ciento el multimillonario gasto de publicidad del gobierno federal y prohibir reuniones privadas entre funcionarios y contratistas.