Ciudad de México. El candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador amplió su ventaja en la carrera por ganar las elecciones presidenciales de México del 1 de julio, abriendo una brecha de 22 puntos porcentuales sobre su rival más cercano, según un sondeo publicado este miércoles por el diario Reforma.

El aspirante de una coalición encabezada por su partido MORENA, y quien contenderá por la presidencia por tercera ocasión, obtuvo un 48% del respaldo. En otra encuesta realizada en febrero, el aspirante obtuvo un 42% de las menciones.

En segundo lugar aparece Ricardo Anaya, del frente formado por el derechista Partido Acción Nacional (PAN) y el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), que retrocedió a un 26% de las preferencias desde el 32% de la encuesta anterior.

Mientras tanto, el aspirante de una alianza encabezada por el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Antonio Meade, un exsecretario de Hacienda, se mantuvo en el tercer sitio con un 18% del respaldo, igual que en la consulta previa.

López Obrador se ha beneficiado del descontento generalizado por escándalos de corrupción que afectan al PRI, la incapacidad del gobierno para frenar la violencia y el pobre crecimiento económico.

El diario dijo que se trató de una encuesta a nivel nacional en vivienda realizada del 12 al 15 de abril de 2018 a 1.200 electores, con un margen de error de +/- 3,7%.

Los resultados del sondeo son producto de porcentajes efectivos sin considerar el 19% de los encuestados que no expresaron preferencia alguna, agregó Reforma.

López Obrador, un exalcalde de la Ciudad de México, se ha beneficiado del descontento generalizado por escándalos de corrupción que afectan al PRI, la incapacidad del gobierno para frenar la violencia y el pobre crecimiento económico.

Pero hay temores entre empresarios por los planes del veterano político de seguir un modelo económico semejante al que se aplicó en el denominado "desarrollo estabilizador" entre 1950 y 1970, un lapso de rápido crecimiento del país cuando el Estado controló gran parte de la economía; o cancelar la construcción en curso del multimillonario nuevo aeropuerto capitalino.

El apoyo a Anaya, en tanto, ha disminuido desde que fue acusado por sus rivales de supuestas irregularidades financieras en la adquisición de una propiedad en su natal estado de Querétaro. Anaya ha rechazado tales acusaciones.

Más de 87 millones de mexicanos pueden votar en las elecciones presidenciales del 1 de julio, en las que también se elegirán más de 3,000 cargos en 30 estados del país.