Praga. Los líderes de la República Checa han elegido "Chequia" como el nombre alternativo de su país en una sola palabra para que sea más fácil utilizar por empresas, políticos y deportistas en productos, etiquetas de nombre o camisetas.

La decisión, acordada este jueves por la noche por el presidente, el primer ministro, los jefes de Parlamento y ministros de Relaciones Exteriores y Defensa, debe obtener aún la luz verde del gabinete antes de que el Ministerio de Asuntos Exteriores pueda presentar el nombre a Naciones Unidas y se convierta en el nombre corto oficial del país.

La República Checa surgió, junto con Eslovaquia, tras la disolución pacífica de la antigua Checoslovaquia en 1993. Sin embargo, hasta ahora no ha habido un nombre corto estandarizado para la República Checa, a diferencia de, por ejemplo, Francia, que es la versión abreviada de la República Francesa.

Esto ha dado lugar a una gran cantidad de dudas. La mayor parte del país es conocida como Bohemia ("Cechy" en checo), pero también hay otras partes, Moravia y Silesia, así que se necesita un nombre que no excluya a esas tierras históricas.

El adorado equipo de hockey sobre hielo de la República Checa ha llevado "Checa" en sus camisetas, al igual que las botellas de la principal cerveza exportadora del país, Pilsner Urquell. Sin embargo, "Checa" es un adjetivo y no puede ser utilizado como el nombre acortado del país.

Los partidarios de "Chequia" dicen que el término se remonta al siglo XIX y fue codificado por la autoridad de topografía y cartografía checa poco después de la división de Checoslovaquia en 1993 como una posible alternativa de una sola palabra.