Río de Janeiro. Los empleados del metro de Río de Janeiro aceptaron la propuesta de aumento salarial ofrecida por la empresa y desistieron de la huelga que pretendían declarar en vísperas del partido inaugural del Mundial de fútbol Brasil 2014, informaron este miércoles fuentes sindicales.

Los empleados, por sólo ocho votos de diferencia, rechazaron la huelga en una asamblea realizada el martes por la noche en la sede del Sindicato de Trabajadores del Metro de Río de Janeiro (Simerj), informó hoy esta entidad.

La paralización parcial de cuatro de las cinco líneas del metro de Sao Paulo por una huelga por tiempo indefinido a poco más de un día del inicio del Mundial de fútbol provocó grandes embotellamientos en Sao Paulo, la mayor ciudad brasileña, e incidentes en una de las estaciones del sistema subterráneo.

La semana pasada, los conductores y cobradores de autobuses realizaron una paralización similar en la ciudad que recibirá seis partidos del Mundial, entre ellos el inaugural entre las selecciones de Brasil y Croacia el 12 de junio, dentro del grupo A.

La huelga de los trabajadores del Metro, que reclama un aumento salarial del 12,2 %, ha afectado en los últimos días a millones de ciudadanos, ya que este transporte es utilizado diariamente por cerca de cuatro millones y medio de usuarios.

Rousseff pidió el pasado domingo a los brasileños que reciban de manera "calurosa, humana y respetuosa" a los visitantes que llegan a Brasil con motivo del Mundial de fútbol y manifestó la "alegría", la "fuerza" y el "civismo" de Brasil.