Washington. Una jueza estadounidense bloqueó este miércoles partes clave de la nueva ley de inmigración del estado de Arizona, horas antes de que entrara en vigor.

El Departamento de Justicia estadounidense argumentó que las previsiones de la ley, de entrar en efecto el jueves, invadían la autoridad federal sobre la política de inmigración y su cumplimiento .

A continuación, algunos escenarios de lo que podría ocurrir a continuación:

*Arizona planea apelar. La gobernadora republicana de Arizona, Jan Brewer, dijo que el estado planea presentar una apelación expedita ante la Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el Noveno Circuito buscando levantar el mandato judicial contra la ley de inmigración.

La Corte de Apelaciones, con sede en San Francisco, podría considerar si levantar el mandato y permitir que la ley completa entre en efecto o pedir informes y argumentos a ambos lados antes de fallar sobre la petición de Arizona.

No estaba claro qué tan rápidamente actuaría Arizona para presentar su apelación. Sin importar cómo falle la corte de apelaciones, luego cualquier lado podría apelar esa decisión llevándola a la Corte Suprema de Estados Unidos.

*Corte de EE.UU. escucha argumentos formales. Aunque la jueza Susan Bolton garantizó un mandato judicial preliminar contra la ley de Arizona, lo hizo sobre la base de que cree que el gobierno de Barack Obama finalmente tendrá éxito sobre los méritos del caso cuando sea presentado a la corte.

Por lo tanto, Bolton aún debería escuchar los argumentos de ambas partes sobre los méritos del cuestionamiento del gobierno federal, requiriendo extensos informes legales, y posiblemente oyendo argumentos orales, un proceso que puede tomar meses.

Cualquier lado luego puede apelar al Noveno Circuito y en última instancia a la Corte Suprema.

*Acción del Congreso. Con la victoria inicial, algunos legisladores podrían intentar en el Congreso de Estados Unidos forjar un compromiso sobre un plan exhaustivo de reforma inmigratoria que ha sido esquivo independientemente de qué partido político está en la Casa Blanca.

Pero hay escasas posibilidades de que el gobierno de Obama y los legisladores lleguen a un acuerdo antes de las elecciones del Congreso de noviembre en las que se espera que los republicanos se vean beneficiados.

Los republicanos exigen un mayor esfuerzo por llevar más seguridad a la frontera del sur del país con México y han dicho que el despliegue inicial de tropas de la Guardia Nacional fue inadecuado.

Muchos republicanos también se oponen a dar la amnistía a alrededor de 11 millones de inmigrantes ilegales que estarían en Estados Unidos, para permitirles seguir en el país.

Obama apoya permitir que los inmigrantes indocumentados en buena situación paguen una multa, aprendan inglés e intenten obtener la ciudadanía. También ha apoyado fortalecer la seguridad fronteriza y tomar fuertes medidas contra empleadores que contratan a trabajadores indocumentados.

*Legislatura estatal. Con el fallo, la legislatura de Arizona podría intentar alterar la ley para tratar las preocupaciones planteadas por la jueza Bolton. La gobernadora de Arizona podría llamar a una sesión especial para realizar esos cambios.

Los legisladores estatales ya enmendaron la ley de inmigración una vez para intentar evitar la caracterización racial. Bajo los cambios, se le requerirá a la policía investigar el estatus de inmigración de personas de las que sospechen razonablemente que están en el país ilegalmente sólo en caso de contacto ilegal como una detención en el tráfico.