Según Wall Street Journal una de las sorpresas en la última etapa de las elecciones brasileñas fue que los evangélicos se alzaron como "uno de los grandes ganadores" del proceso electoral este año.

En la crónica se explica que en la recta final de la campaña se observó un bloque cada vez más poderoso formado por los protestantes conservadores.

El texto sostiene que en una campaña que estuvo basada en sermones, videos y DVDs distribuidos principalmente por los pastores evangélicos, se impulsó temas morales como el aborto y el matrimonio homosexual en la agenda política, lo que obligó a los candidatos presidenciales a tomar una posición al respecto, informó Exame.

De hecho, el medio estadounidense indica que en primera ronda Dilma Rousseff perdió votos a favor de José Serra y Marina Silva, debido a su vaguedad sobre el tema del aborto.

Wall Street Journal informa que los evangélicos crecieron también 50% más en el Congreso, y "a menudo son elegidos para defender los intereses de sus iglesias, que controlan las cadenas de televisión y radio", dice la crónica.