México D.F. El presidente de México, Felipe Calderón, nombró este miércoles a su cuarto secretario de Gobernación, un puesto clave en el gabinete, tras comicios estatales que tensaron el ambiente político y en medio de una cruenta guerra contra el narcotráfico.

El mandatario nombró también a un nuevo secretario de Economía, cuando el país sale lentamente de su peor recesión en décadas.

A continuación, algunos éxitos y fracasos durante la gestión del derechista Calderón, quien terminará su mandato de seis años en diciembre de 2012.

Aprobación de reformas. Calderón ha logrado, con el apoyo del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI) la aprobación de reformas económicas claves como la de pensiones, tributaria y energética, aunque en versiones más limitadas que las de sus propuestas originales.

Victoria electorales. Aliado con la izquierda, su partido, el Partido Acción Nacional (PAN) logró arrebatarle al PRI en las elecciones estatales de 4 de julio bastiones importantes como los gobiernos de los estados de Oaxaca, Puebla y Sinaloa.

Estas elecciones eran vistas como un termómetro con miras a las presidenciales de 2012, en las que el PRI aspira a recuperar el poder que perdió en 2000.

Oposición avanza en Congreso. El PRI ganó las elecciones legislativas el año pasado y se convirtió en la primera fuerza en la Cámara de Diputados, en momentos en que el mandatario necesita acelerar la aprobación de reformas antes de que en 2011 la atención política se centre en los comicios presidenciales del año siguiente.

Ola de violencia. El Gobierno no ha podido controlar la ola de violencia y terror que siembran los cárteles del narcotráfico en amplias zonas del país, a pesar de miles de militares y efectivos policiales desplegados por Calderón a lo largo de su mandato.

Desde que Calderón inició su Gobierno en diciembre de 2006, han muerto más de 26.000 personas, en su mayoría narcotraficantes por enfrentamientos entre sí y con fuerzas de seguridad, pero también han perecido víctimas civiles, incluyendo niños, en fuegos cruzados.

Economía débil. La economía se recupera muy lentamente de su peor recesión en décadas. La producción industrial y las exportaciones a Estados Unidos, el principal mercado para México, están cobrando fuerza, pero el consumo interno continúa débil.

El Gobierno espera que la economía crezca al menos 4,5% este año tras la contracción de 6,5% el año pasado.