Ciudad de México. Después de los aspectos familiar, espiritual y de salud, el empleo es el ámbito de la vida con el que se encuentran más satisfechos los mexicanos. El país obtuvo un promedio global de 5,22 en su vida laboral, en una escala del uno al 7 (donde uno es extremadamente insatisfecho y siete extremadamente satisfecho), lo que significa que están poco más que “algo” contentos.

Con motivo del Día del Trabajo, Imagina México —organización dedicada a la medición de la felicidad en el país— compartió con Excélsior datos sobre el nivel de satisfacción de los mexicanos con su actividad laboral.

Pese a los elevados niveles de inseguridad en Tamaulipas, los mexicanos más felices con su empleo viven en la fronteriza ciudad de Matamoros, gobernada por la panista Norma Leticia Salazar. En contraste, los ciudadanos menos satisfechos con su fuente de trabajo habitan en Ocosingo, Chiapas, localidad gobernada por el priista Octavio Elías Albores.

Matamoros obtuvo una calificación de 5,69, lo que significa que están “muy satisfechos” con la fuente de ingresos que tienen. El municipio fronterizo tiene una población de 489.000 habitantes, de los cuales 202.000 trabajan, y su tasa de desempleo es de 6,7%.

En la demarcación, 58% de las personas afirma estar altamente satisfecho con la vida, contra 5% que asegura estar muy insatisfecho. En materia de empleo, 67% expresan estar muy contentos con su trabajo, mientras que 3,6% dicen estar inconformes.

Después de Matamoros, los municipios donde habitan las personas más satisfechas con la actividad laboral que desempeñan son Apodaca, Nuevo León (5,68); Tuxtepec, Oaxaca (5,67); Guadalupe, Nuevo León (5,66); y Lerdo, Durango (5,65).

Le siguen Corregidora, Querétaro (5,63); Reynosa, Tamaulipas (5,59); Othón P. Blanco, Quintana Roo (5,56); La Paz, BCS (5,54); y Manzanillo, Colima (5,53).

Al fondo de la tabla, según el estudio realizado en 100 municipios del país, las demarcaciones donde viven los mexicanos menos complacidos con el trabajo que realizan son Chilpancingo, Guerrero (4,62); Uruapan, Michoacán (4,68); Ciudad Juárez, Chihuahua (4,77); Cuauhtémoc, Chihuahua (4,81), y Morelia, Michoacán (4,86).

En el último lugar está Ocosingo, que obtuvo una calificación de 4,30, lo cual significa que no están “ni satisfechos ni insatisfechos” con su empleo actual.

El municipio considerado la puerta de la Selva Lacandona tiene una población de 198.000 habitantes, de los cuales 50.000 trabajan, y su tasa de desocupación se ubica en 1,4%. Contrario a lo que pasa con Matamoros, Ocosingo tiene un elevado índice de marginación.

De acuerdo con la base de datos de Imagina México, sólo 28% de los pobladores del municipio chiapaneco manifiesta tener “alta satisfacción” con su ocupación, mientras que 37,5% reconoce estar “muy insatisfecho” con su actual empleo. Asimismo, sólo 11% expresa estar contento con su situación económica y 20% se dice muy inconforme.

Contrario a lo que reza el refrán, que a la felicidad la componen la salud, el dinero y el amor, el tema económico no es tan representativo para los mexicanos. Según estadísticas de Imagina México, al pedirles definir la felicidad en una palabra, los encuestados respondieron en primer lugar “familia” (25%), seguida de “amor” (16%), “alegría” (7%), “salud” (6%) y “tranquilidad” (3%). La palabra “dinero” quedó en noveno lugar (1,9%).