- DW: El Departamento de Estado de EE.UU. afirma que el 80% de la cocaína que va a ese país pasa por Centroamérica. Los carteles mexicanos estarían penetrando también países productores como Colombia. ¿Cuál es realmente la situación actual?

Jeremy McDermott: La verdad es que los mexicanos dominan  el mercado en Estados Unidos, pero los colombianos tienen el dominio de la droga exportada a Europa. 

- Una de las sedes del centro de investigaciones InSight Crime está en Medellín, una ciudad que carga el lastre de haber sido la cuna de Pablo Escobar, abatido jefe de uno de los carteles más sanguinarios que haya existido. ¿Quiénes son hoy sus herederos? ¿Cómo se llaman? ¿Cómo operan?

La actual es la cuarta generación de carteles colombianos de la droga que llamamos los "invisibles”. Su bajo perfil contrasta con los mexicanos, que usan la violencia indiscriminada.

El flujo de cocaína ha corrompido a elementos de las Fuerzas Armadas venezolanas. El poder corruptor del narcotráfico ha llegado a los cargos más altos del régimen de Nicolás Maduro. Los sobrinos de su esposa (Cilia Flores) fueron condenados en Estados Unidos por narcotráfico (cada uno a 18 años de cárcel). A estos se suma una larga lista de militares chavistas, e incluso el vicepresidente (Tareck El Aissami) y el ministro del Interior (el militar Néstor Reverol) tienen pedido de extradición por narcotráfico.

En estos momentos Colombia está exportando más cocaína que nunca en la historia, pero los niveles de homicidios están bajando. Esta es una muestra de la nueva cara del narcotráfico y la sofisticación de los grupos ilegales colombianos.

- ¿Se puede hacer una lista de cuáles son esos grupos?

No, realmente. Por esa razón los llamamos "los invisibles”. No son carteles como los de la primera generación de Medellín y Cali. Se trata de células, de redes. Son pequeños grupos, sin estructura militar, especializados en algunos mercados como Alemania, por ejemplo. La misión central de estos "pussycats” es mantenerse en el anonimato.

- ¿Qué ha pasado, por ejemplo, con la disidencia de las FARC?

En efecto, uno de los frentes que no se desmovilizaron se dedicó de lleno al narcotráfico. A este se suman los paramilitares "Los Urabeños” y las Autodefensas Gaitanistas que operan, primordialmente, dentro de Colombia. Mientras estos producen cocaína, los traficantes internacionales son invisibles.

- ¿Cuáles son los puntos de salida de la cocaína?

La Costa Pacífica y Venezuela. Ecuador y Panamá son países de tránsito. Y Brasil especialmente para los cargamentos de droga hacia Europa.

- En los últimos años en África se han confiscado aviones con matrícula venezolana que aterrizan en pistas ilegales repletos de cocaína. Se habla del "Cartel de los Soles” por los presuntos negocios de militares allí y hasta políticos están pedidos en extradición. ¿Es Venezuela una plataforma del narcotráfico?

El flujo de cocaína ha corrompido a elementos de las Fuerzas Armadas venezolanas. El poder corruptor del narcotráfico ha llegado a los cargos más altos del régimen de Nicolás Maduro. Los sobrinos de su esposa (Cilia Flores) fueron condenados en Estados Unidos por narcotráfico (cada uno a 18 años de cárcel). A estos se suma una larga lista de militares chavistas, e incluso el vicepresidente (Tareck El Aissami) y el ministro del Interior (el militar Néstor Reverol) tienen pedido de extradición por narcotráfico. Lo que empezó con corrupción en las filas de la Guardia Nacional ha convertido a Venezuela en un eje criminal para el narcotráfico. Hoy los militares no solo facilitan, sino que participan activamente en el narcotráfico.

- Sabemos que Venezuela les sirve de guarida para atacar en Colombia y esconderse allí, bajo el amparo de las autoridades venezolanas. ¿Qué sabe de las conexiones del Gobierno de Venezuela y la guerrilla del ELN en el narcotráfico?

La situación tiene dos facetas: el ELN tiene presencia, sobre todo en los estados venezolanos de Apure, en donde está radicado casi todo el frente oriental. Y en Zulia está radicado el COCE, el comando central de la guerrilla del ELN. Por otra parte, los "elenos” están cada día más metidos en el narcotráfico y trabajan ahora con disidentes de las extintas FARC. No en vano, el comandante "Pablito” del ELN, radicado en Apure, Venezuela, tiene orden de extradición por narcotráfico.

- ¿Qué tanto se sabe de las estructuras del narcotráfico en Brasil?

Hay una ruta importantísima que cruza la selva amazónica y que ahora está en las manos de los disidentes de las FARC. En 2017 las mafias brasileñas iniciaron una agresiva expansión de sus ventas: después de Estados Unidos, Brasil es el segundo mayor consumidor de cocaína en el mundo.

- ¿Cuál es el ranking de los productores de cocaína en América Latina?

En su orden. Colombia, Bolivia y Perú. Mientras de Perú la droga sale para Europa, los mafiosos colombianos están diversificando el mercado y ahora tienen clientes en China, Australia e India. La droga a China entra, principalmente, en contenedores y no con "mulas”.

- ¿Qué papel juega en esto la política de Donald Trump? ¿En dónde está la Unión Europea?

Trump ha insultado a los mexicanos y a los colombianos los ha amenazado con "descertificarlos”, quitándoles la categoría de cooperación para retirarles la entrega de fondos para la lucha contra el narcotráfico. La realidad es empero, que Estados Unidos carece de una política contra el mal y la falta de cooperación internacional favorece el aumento del narcotráfico y su impacto. Y los europeos andan ocupados de la migración masiva y el terrorismo.