Brasilia. El presidente de Brasil. Luiz Inácio Lula da Silva, busca acceder a la secretaria general de la Organización de Naciones Unidas (ONU) u otro organismo internacional, una vez que deje su cargo el 31 de diciembre.

Fuentes diplomáticas señalaron que el mandatario ya cuenta con el respaldo de los gobiernos de Argentina y Venezuela para poder liderar la ONU.

A esto países, podría agregarse el respaldo de otras naciones latinoamericanas, informó la agencia boliviana de noticias ABI.

Según el diario Folha de Sao Paulo los caminos de Lula en futuro apuntan a puestos de relevancia mundial, dado el reconocimiento internacional con el que cuenta.

En esta carrera, gobiernos europeos como el de José Luis Rodríguez Zapatero en España y Nicolás Sarkozy en Francia, ven positivamente la posibilidad de que el actual mandatario brasileño conduzca la ONU en 2011.

Lo mismo sucedería con naciones más lejanas como India, donde el premier Manhohan Sing se muestra favorable a la opción de Lula.

La hipotética elección de Lula da Silva pasa por la condición de fortalecer la FAO, para fortalecer la lucha contra la pobreza en el orbe.

Otro punto impulsado por el jefe de Estado es ingresen nuevo miembros al Consejo de Seguridad de la ONU, para lograr que las decisiones del organismo no solamente estén a cargo de las potencias del mundo.

Eso sí que el diario brasileño recuerda que en abril Lula dijo que la ONU "es para burócratas" y que él pretende trabajar por la integración entre América Latina y África.