Washington. Los demócratas de la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobaron este domingo la reforma de salud del presidente Barack Obama e hicieron algunas cambios al proyecto que serán considerados por el Senado la semana próxima.

La acción en el Senado marcará el paso final del proceso, que lleva casi un año de duración y consumió al Congreso en disputas políticas, además de haber reducido las cifras de aprobación de Obama.

La Cámara y el Senado aprobaron iniciativas separadas a fines del año pasado, pero las negociaciones para fusionarlas colapsaron en enero, después que los demócratas perdieron su crucial voto número 60 en la Cámara alta -el número necesario para superar los obstáculos de procedimiento de los republicanos- en una elección especial en Massachussets.

Los defensores de la reforma buscaron una votación final antes de que el Congreso entre en receso por dos semanas cerca del 26 de marzo.

A continuación, las últimas etapas restantes:

* La Cámara aprobó la reforma el domingo en un proceso de dos pasos. Primero votó la versión del Senado, que se convertirá en ley cuando Obama la firme.

Ese proyecto contiene los principales elementos de la reforma, incluyendo nuevos planes donde individuos y grupos podrán comprar cobertura e impondrá nuevas regulaciones a la industria del seguro.

La Cámara también aprobó separadamente un paquete de cambios al proyecto del Senado solicitado por representantes demócratas.

Esta segunda iniciativa ahora irá al Senado de 100 miembros bajo las reglas de reconciliación del presupuesto, que le permitirán una aprobación por simple mayoría, eludiendo la necesidad de los 60 votos.

* El Senado analizará el segundo proyecto de ley la semana próxima. Los republicanos planean usar tácticas de procedimiento para desafiar muchas de las disposiciones en virtud de las normas de reconciliación, que requiere que se mida el impacto presupuestario de cada disposición.

Al Senado se le pedirá que dé una opinión sobre si las disposiciones cumplen esas normas. Si se determina que alguna no cumple con las reglas, el paquete entero deberá ser aprobado otra vez por la Cámara baja.