Guatemala, EFE. El tribunal que condenó al ex dictador guatemalteco José Efraín Ríos Montt a 80 años de prisión resolvió este lunes que los tres poderes del Estado deberán pedir perdón al pueblo maya ixil por las matanzas de que fue víctima y que el 23 de marzo será declarado "Día Nacional contra el Genocidio" en Guatemala.

Esas son algunas de las doce medidas de reparación para los ixiles, las víctimas de los delitos de genocidio y crímenes de guerra por los que el pasado viernes fue condenado Ríos Montt, que este lunes anunció el Tribunal Primero A de Mayor Riesgo.

El 23 de marzo de 1982 es la fecha en que el general retirado asumió la jefatura de Estado luego del golpe militar que derrocó al gobierno del general Fernando Romeo Lucas García.

Durante la audiencia celebrada este lunes en la sala de vistas de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), la jueza Juzmín Barrios dijo que el Tribunal también resolvió que los tres poderes del Estado pidan perdón al pueblo ixil y, sobre todo, a las mujeres que fueron víctimas de violencia sexual.

El acto se deberá celebrar en los municipios de Chajul, Cotzal y Nebaj, en el departamento noroccidental de Quiché, donde se perpetraron las matanzas de 1.771 indígenas por las que fue condenado Ríos Montt y absuelto su antiguo director de Inteligencia Militar, el general retirado José Rodríguez.

La presidencia de Guatemala y los ministerios del Interior y Defensa también deberán pedir perdón en una ceremonia oficial en el Palacio Nacional de Cultura.

El gobierno deberá depositar un pergamino en los tres municipios de Quiché con una disculpa a las víctimas del genocidio y construir un monumento en homenaje al pueblo ixil.

Además, implementar centros de estudios desde el nivel primario hasta el universitario e incluir en el proceso educativo la enseñanza del derecho humanitario para rescatar la diversidad cultural.

Asimismo, incluir la categoría de "genocidio" en el Programa Nacional de Resarcimiento (PNR) para que las víctimas ixiles de ese delito reciban una indemnización y la construcción de un centro cultural en los tres municipios.

Según la resolución judicial, el Ejecutivo tiene que divulgar la sentencia contra Ríos Montt, crear un museo itinerante sobre el respeto a los derechos de los pueblos indígenas, y el Ministerio Público elaborar un mural que contenga su compromiso de velar por el respeto de la diversidad cultural.

La jueza aclaró que estas medidas no representan ninguna "condena" al Estado de Guatemala, sino que se le recomienda la utilización de los mecanismos que sean necesarios para realizar una reparación digna a las víctimas del genocidio.

A la audiencia no asistió Ríos Montt debido a que cuando era trasladado a la CSJ sufrió un desmayo y tuvo que ser trasladado a un centro asistencial.

Su abogado, Francisco García, explicó que el anciano militar, de 86 años, padece de hipertensión arterial y de la próstata y que desde el domingo un médico forense y un juzgado de turno, habían autorizado su traslado a un centro médico para que recibiera atención.

Ríos Montt fue recluido en el Cuartel Matamoros, en la capital, momentos después de que el Tribunal lo condenó el pasado viernes en primera instancia a 80 años de prisión al encontrarlo culpable de los delitos de genocidio y crímenes de guerra.

García dijo que la próxima semana tienen previsto apelar la condena una vez que el Tribunal le entregue el 17 de mayo el expediente completo de la sentencia.