Los Zetas sería la organización criminal mexicana que estaría detrás de la masacre de 72 migrantes, un macabro hecho descubierto este jueves en Tamaulipas, México, y que revela las tormentosas situaciones por las que pueden pasar los latinoamericanos que luchan por llegar a Estados Unidos.

Pero quiénes integran esta organización ilícita que se repite una y otra vez en los informes de las ONGs dedicadas al apoyo de los migrantes que buscan un mejor provenir en el país del norte. Las escasas investigaciones realizadas concluyen que Los Zetas es un grupo de ex uniformados mexicanos, altamente preparados en manejo de armamento y técnicas de ataque y secuestro, y que en sus orígenes estuvo conectado con el llamado Cartel del Golfo, en México, organización delictiva al que Los Zetas le han declarado la guerra.

El último hecho de sangre en México, tras el que se supo de la presencia de Los Zetas, fue el asesinato del candidato a gobernador por Tamaulipas (por el Partido Revolucionario Institucional, PRI), Rodolfo Torre Cantú, político al que le interceptaron su comitiva camionetas que exhibían una Zeta en sus cristales, el sello criminal de esta temida banda.

Operaciones como la que se realizó en contra de Torre Cantú demuestran que Los Zetas no es una organización conformada por delincuentes comunes, sino ex uniformados con entrenamiento para realizar operaciones de entrega de drogas, protección a personas importantes, y como en el caso de la masacre de Tamaulipas, ejecuciones individuales o masivas.

Incluso se ha llegado a decir que los integrantes de Los Zetas, quienes en sus inicios fueron reclutados por el Cartel del Golfo, con el anzuelo de más dinero que el que les reportaba el Ejército mexicano, habrían tenido entrenamiento de guerra en lugares como Israel, Egipto y Estados Unidos.

Es que Los Zetas serían parte del Grupo de Aeromóviles de Fuerzas Especiales del Ejército, la unidad de élite entrenada en la Escuela de las Américas, una academia en terreno estadounidense que habría nacido en Panamá, a mediados de la década del 50. Según un informe el gobierno de México, sólo en el Distrito Federal "Los Zetas" contarían con 200 hombres con entrenamiento militar.