Ante las crecientes amenazas de terrorismo que enfrenta la comunidad internacional, un funcionario ruso exhortó a que se adopten estándares y actitudes de seguridad universales para un combate más eficiente del terrorismo.

Todos los aeropuertos internacionales deben adoptar ciertos estándares de seguridad, dijo a Xinhua el subjefe del Comité de Política Social del Consejo de la Federación, la cámara alta del Parlamento ruso, Igor Chernyshev.

El funcionario hizo la sugerencia después de que un avión ruso se estrellara en la península de Sinaí el 31 de octubre, lo que causó la muerte a las 224 personas que iban a bordo.

La investigación de la tragedia no ha concluido, pero múltiples informaciones, así como la suspensión de todos los vuelos de pasajeros rusos a Egipto, parecen apoyar la teoría de que una bomba pudo haber sido colocada en el avión, cuya caída fue reivindicada por el grupo extremista Estado Islámico.

Chernyshev indicó que existen muchos factores impredecibles que influyen en la seguridad de vuelo, pero que debe proporcionarse información objetiva para determinar las verdaderas causas del incidente aéreo.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, subrayó hoy que no puede descartarse ninguna versión sobre la causa del desplome, y que es necesario esperar los resultados oficiales de la investigación, sin importar qué tan largo pueda ser el proceso.

Chernyshev indicó que existen actitudes distintas y estándares de seguridad dobles o incluso triples entre los países, lo que genera oportunidades a los terroristas.

El funcionario advirtió que los terroristas se están volviendo cada vez más sofisticados para esquivar las medidas antiterrorismo y pidió a la comunidad internacional que concentre sus esfuerzos en prevenir los ataques terroristas y en investigar sus causas de raíz.

El funcionario dijo que los ataques militares rusos en Siria deben acelerarse para prevenir nuevas víctimas civiles en Siria y la propagación del terrorismo en los territorios rusos.

"Ahora tenemos que hacer todo lo que esté en nuestro poder para impedir que el enemigo llegue a nuestro territorio", subrayó Chernyshev.

Rusia empezó a lanzar ataques aéreos en Siria el 30 de septiembre por solicitud del presidente sirio Bashar al-Assad.

Una coalición encabezada por Estados Unidos ha estado lanzando ataques aéreos en Siria desde septiembre de 2014.

Después de los ataques terroristas en París, Rusia ha reforzado sus medidas de seguridad a nivel nacional, sobre todo en la región de Moscú.