Asunción, Andina. El destituido presidente de Paraguay, Fernando Lugo, celebró este jueves el ingreso de Venezuela al Mercado Común del Sur (Mercosur) e ironizó con que su sucesor, Federico Franco, "consiguió en tres días" lo que él mismo no pudo lograr en cuatro años.

"Federico (Franco) consiguió en tres días lo que yo no pude lograr en casi cuatro años y demostró así ser nuestro mejor aliado y también el mejor aliado del presidente de Venezuela, Hugo Chávez", declaró al término de una reunión del Frente Guasú, la coalición de partidos y organizadores que lo llevó al poder en 2008.

Durante la gestión de Fernando Lugo, la mayoría opositora del Congreso paraguayo se negó a avalar el ingreso de Venezuela, como sí lo hicieron los parlamentos de Argentina, Uruguay y Brasil, debido al rechazo al gobierno de Hugo Chávez.

Los mandatarios de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay habían aprobado, el 4 de julio de 2006, el ingreso de Venezuela.

Tras la destitución de Lugo por parte del Congreso paraguayo, el Mercosur suspendió a Paraguay y resolvió en la cumbre del 28 de junio último en Mendoza, Argentina, el ingreso de Venezuela y esta decisión fue ratificada el 31 de julio en Rio de Janeiro.

Para Lugo, "antes de criticar el ingreso de Venezuela a la entidad regional se debe hablar de la forma con la cual fue destituído Fernando Lugo, mediante un juicio sin el tiempo necesario para preparar su defensa", lo que generó el rechazo del Mercosur y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

"La prelación del derecho dice que primero está la Constitución nacional y luego los tratados internacionales. Aquí se habla del Tratado del Mercosur, pero primero se destituyó de manera grosera, irresponsable e ilegal a un presidente electo por la mayoría", expresó Lugo, según Prensa Latina.