Asunción. Frente a la situación del destituido gobernador de la provincia boliviana de Tarija, Mario Cossío, quien escapó de Bolivia a Paraguay donde pidió refugio, el presidente de ese país, Fernando Lugo, señaló que “Paraguay nunca ha dejado de ser solidario con las personas que vienen a pedir refugio, en cuanto a la ley corresponda”.

Añadió que “Paraguay tiene una larga tradición de acoger a mucha gente como refugiados políticos, que es un estatus reconocido por las Naciones Unidas”.

Aclaró que la decisión de entregar refugio a Cossío corresponde a la Comisión Nacional de Refugiados (Conare), que está integrada por miembros del gobierno, el poder legislativo y la sociedad civil, informó ABC de Paraguay.

El mandatario aconsejo a la entidad analizada cuidadosamente cada caso de petición de refugio y “estudiarlo bajo reserva”.

Explicó que en “el caso del gobernador Cossío decidirán lo que corresponde en ley en cuanto acuerdos internacionales”.