El ex presidente de Paraguay, Fernando Lugo,  reiteró que el juicio político que derivó en su destitución el 22 de junio pasado, fue un juicio de los políticos conservadores que pretendían dinero para sus operadores, además de concretar la llegada al país de la multinacional Río Tinto Alcan.

“Los que hicieron el golpe fueron los políticos conservadores que querían US$50 millones para sus operadores políticos a traves de la Justicia Electoral, los mismos que esperan esconderse del juicio popular en las listas sábana de los partidos conservadores. Los que impulsaron el golpe son los que quieren concretar el negocio con la multinacional Río Tinto Alcan traicionando la soberanía energética de nuestro país y los intereses de nuestra nación. Aquellos que estuvieron con el golpe son los que han lucrado por un modelo de país para pocos”, indicó Fernando Lugo.

Además, añadió que existen sectores que buscan la integración mediante los negocios políticos y la narcopolítica.

“Por detrás del golpe estuvieron aquellos sectores molestos por una integración soberana y transparente de nuestro país y de la región, los sectores que anhelan la seudointegración promovida por los negocios políticos y la narcopolítica”, puntualizó el exmandatario.

El discurso del ex presidente tuvo lugar en la sede del Frente Guasu, ubicada en Acá Carayá esquina Corrales de Asunción, al cumplirse un mes de su destitución mediante el juicio político.