El presidente Fernando Lugo emitió este martes un mensaje para saludar a los periodistas paraguayos en su día. Reconoció las diferencias que pueden existir y también instó a los comunicadores a sembrar la verdad.

En la primera parte del documento, Fernando Lugo recordó a Carlos Antonio López, fundador del primer periódico del país, “El Paraguayo Independiente”.

El presidente también recordó al periodista Santiago Leguizamón, asesinado un día como hoy pero hace dos décadas. “En esta senda era baleado y asesinado en su querida ciudad de Pedro Juan Caballero donde le correspondió sembrar. Otro motivo para que periodistas de todas partes tuvieran una invitación para trazarse nuevos desafíos y recordar a los caídos en el cumplimiento del deber”, señala el mensaje.

“De este presidente reciban ustedes los más profundos agradecimientos por el apoyo permanente a nuestro sistema democrático, a la construcción de una nueva forma de convivencia, alejados de toda posibilidad de censura, expandiendo la palabra libre, la escucha libre, enterrando cada vez más profundamente aquellos oscuros tiempos de la dictadura”, indica el comunicado.

Reconoció en otro párrafo las diferencias que pueden existir entre el Gobierno y la prensa.

“No vivimos realidades diferentes, sí tenemos visiones diferentes, diversas, y muchas veces contrapuestas; aun así, todos, todas, vamos construyendo ese país anhelado por tantos. Estamos construyendo un nuevo modo de vivir y convivir. Puede ser imperfecta aún, pero este es el camino, el de la pluralidad, el discernimiento mediante el debate, y la respetuosa confrontación, en una sociedad diversa y plural”, acota.

En otro párrafo, el mandatario ratifica su compromiso de no permitir “los oscuros tiempos de censuras y mentiras”.

“¡Qué grande es el papel que ustedes deben cumplir! ¡Qué grande es la responsabilidad de ustedes queridos amigos y amigas de los medios de comunicación! Del relato, de la palabra de ustedes depende todo nuestro pueblo”, menciona.

Insta finalmente, a los periodistas a “reasumir la pesada responsabilidad de seguir sembrando verdades pues sólo sembrando ética, responsabilidad, verdad, podremos, un día, cosechar los frutos de una sociedad que viva en justicia”.