América Latina y el Caribe puede retomar el liderazgo en la promoción de la paz y de un mundo abierto, dijo este martes el canciller mexicano, Luis Videgaray, al conmemorar el 50 aniversario de la firma del Tratado de Tlatelolco.

"Hoy la región tiene una gran oportunidad frente a sí de erigirse nuevamente como una región de voluntad y oportunidad y liderazgo en la promoción de la paz, en la promoción de un mundo abierto, de una sociedad que promueve la integración del mundo, que está en contra de las barreras", afirmó en la sede de la cancillería en la Ciudad de México.

Ante delegaciones de por lo menos 26 países de la región, Videgaray sostuvo que el Tratado de Tlatelolco es una inspiración para enfrentar los retos complejos del mundo actual.

El Tratado para la Proscripción de las Armas Nucleares en América Latina y el Caribe, conocido como Tratado de Tlatelolco, fue firmado por los 33 países de la región el 14 de febrero de 1967, con lo cual la región se convirtió en la primera zona libre de ese armamento en un territorio densamente poblado del mundo.

Videgaray inauguró el acto en la sede de la cancillería, en la Ciudad de México, luego del cual comenzó la 25 sesión de la Conferencia General del Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en América Latina y el Caribe (Opanal).

Delegaciones de los distintos países de la región, algunas de ellas encabezadas pos sus cancilleres o viceministros, se dieron cita para la sesión, al igual que representantes de los seis estados vinculados al tratado, como China y Estados Unidos.