"Vengo específicamente a formular una denuncia ante la fiscalía de Costa Rica y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos". Las palabras son de la ex fiscal venezolana Luisa Ortega quien durante una rueda de prensa - acompañada del fiscal costarricense Jorge Chavarría- realizó serias denuncias contra el gobierno de su país.

"Tengo información de que sigue la persecución en mi contra y que el gobierno ha contratado sicarios para acabar con mi vida", precisó Ortega en la sede del Ministerio Público costarricense, en San José.

Agregó que "quiero denunciar eso en Costa Rica porque hay fiscales y directores que están en la misma situación", sin ofrecer más detalles sobre tales amenazas.

"Venezuela día a día sufre por la falta de alimentos, medicinas, hay un grave porblema de salud. En un país con tantos recursos, nuestros compatriotas están comiendo de la basura, además vivimos una sistemática violación de los derechos humanos", puntualizó.

Ortega llegó el lunes a Costa Rica y tenía previsto visitar la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), pero ella y la fiscalía del país centroamericano se negaron a ofrecer detalles de su agenda por motivos de seguridad. La jurista dijo que su visita era parte de una "cruzada" contintental para presentar pruebas de abusos del gobierno de Maduro y buscar apoyo por restaurar el orden democrático en su país.

Ortega además aseguró que tiene pruebas de un caso en el que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, desvió del fisco entre US$8 y US$10 millones en efectivo. "Hay muchos funcionarios comprometidos con el tema de corrupción de la empresa Odebrecht, además del presidente Nicolás Maduro, quien sustrajo del fisco entre US$8 y US$10 millones en efectivo y los pagó a una importante firma", dijo Ortega en una conferencia de prensa.

Según la exfiscal, para la "millonaria trama de corrupción" se ha utilizado "como fachada" a la empresa venezolana llamada Contextus Comunicación Corporativa.

"Venezuela día a día sufre por la falta de alimentos, medicinas, hay un grave porblema de salud. En un país con tantos recursos, nuestros compatriotas están comiendo de la basura, además vivimos una sistemática violación de los derechos humanos", puntualizó.

Agregó que durante las últimas manifestaciónes han muerto más de 130 personas y más de 2.000 resultaron lesionadas "por la represión del gobierno de Venezuela".

"Hemos emprendido una cruzada en el continente porque en Venezuela no es posible hacer justicia en casos de violaciones a los derechos humanos, de corrupción, de delincuencia organizada", sostuvo. Pese a la situación crítica, aseguró tener confianza de que la situación se revertirá en su país.

"Venezuela va a recuperar su alegría, va a recuperar su decencia, su democracia, su libertad, y volveremos a ser los mismos de siempre, caribeños, gente con amor que rechaza ese lenguaje de odio que nos han metido estos últimos años", expresó Ortega.