Sao Paulo. El saliente presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo que podría buscar otro mandato algún día, reportó este lunes el diario S. Paulo, en una declaración que podría debilitar a su sucesora.

Lula, quien dejará la presidencia el 1 de enero con niveles de popularidad sobre el 80% gracias al boom económico de Brasil, no pudo optar a un tercer mandato consecutivo este año debido a que la Constitución se lo impidió.

Consultado en una entrevista televisiva si es que buscaría la presidencia de nuevo en el futuro, Lula respondió: "No puedo decir que no, porque aún estoy vivo. Soy presidente honorario de un partido, nací político y establecí extraordinarias relaciones políticas".

Folha dijo que la entrevista realizada por el canal local RedeTV fue transmitida en las primeras horas del lunes.

Aunque Lula, de 65 años, nunca ha descartado postularse de nuevo en elecciones, ésta fue su declaración más explícita sobre la posibilidad de que en 2014 o más tarde se convierta de nuevo en un candidato presidencial.

Lula escogió a su ex jefa de Gabinete, Dilma Rousseff, como la candidata de su partido para sucederlo y su respaldo fue crucial para que ella ganara los comicios presidenciales en octubre.

Rousseff es una política de izquierda formada por Lula y ahora está integrando un gobierno con varios prominentes ex funcionarios.

Sin embargo, el reconocimiento de Lula de un posible interés en un nuevo mandato podría dificultar que Rousseff emerja de las sombras y establezca la autoridad por sí misma.

Rousseff, que nunca antes había sido candidata, luchó constantemente durante su campaña contra las percepciones de que tenía poca experiencia en política y de que sólo estaba guardando el puesto para el regreso de Lula.

Folha publicó la entrevista en su portada este lunes.

Aparentemente consciente de que sus declaraciones causarían revuelo, Lula afirmó a su entrevistador: "Tengo un poco de miedo de que mañana alguien vea su entrevista y diga que Lula dijo que podría ser candidato (de nuevo)".

Pero de todas formas siguió discutiendo la posibilidad y concluyó: "vamos a trabajar para (Rousseff) y a tener un buen gobierno, y cuando llegue el momento, veremos lo que pasa".