Río de Janeiro. El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, preso por corrupción pasiva y lavado de dinero, afirmó este martes que será candidato a la Presidencia en las elecciones de octubre para "recuperar la soberanía del pueblo brasileño".

"Pueden tener la seguridad, será candidato para, entre otras cosas, recuperar la soberanía del pueblo brasileño", aseguró Lula en su perfil de la red social Twitter.

El ex mandatario criticó las ventas de "patrimonio público" que hace el gobierno de Michel Temer.

"Es muy triste que parte del patrimonio público, construido con mucho sacrificio por el pueblo brasileño a partir de la mitad del siglo XX, esté siendo vendido de forma irresponsable, a precio de banana, para encubrir la ilegitimidad de un golpista, para renunciar a cualquier soberanía que un país necesita", denunció Lula, quien lidera todos los sondeos de cara a las elecciones de octubre pese a estar preso.

La candidatura de Lula, pese a ser favorito en las encuestas, es una gran incógnita, ya que según la ley brasileña una persona condenada en segunda instancia, como es su caso, no puede presentarse a un cargo electivo.

Lula no hizo ningún comentario sobre la batalla judicial de este domingo, cuando un juez federal de segunda instancia que estaba de guardia aceptó la solicitud de tres diputados para concederle un "habeas corpus", el cual fue suspendido posteriormente por otro juez y por el presidente del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región, la corte de apelaciones.

Lula se encuentra preso desde el pasado 7 de abril para cumplir una condena de 12 años y un mes de prisión en el marco del caso Petrobras.

El ex mandatario está acusado de recibir un departamento de la constructora OAS en el litoral de Sao Paulo, a cambio de favorecerla en contratos con la petrolera estatal, algo que el ex presidente niega.

La candidatura de Lula, pese a ser favorito en las encuestas, es una gran incógnita, ya que según la ley brasileña una persona condenada en segunda instancia, como es el caso de Lula, no puede presentarse a un cargo electivo.

Para poder presentarse a las elecciones, Lula necesita que le otorguen la libertad y que el Tribunal Superior Electoral lo autorice.

El plazo para presentarse como candidato presidencial en los comicios del próximo 7 de octubre finalizará el 15 de agosto.